Olona a Iglesias: “Su socio de Gobierno se tapa la nariz cuando pasa por su lado”

Carga contra el vicepresidente por su apoyo a Rodrigo Lanza, asesino de Laínez. “Si hubiera estado ahí, le habría jaleado y disfrutado" y le recuerda que “no hay moño que esconda su inmoralidad”

La diputada de Vox, Macarena Olona y el vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias se habían retado la semana pasada para esta sesión de control del Congreso. “La palabra como arma” fue la elección de Iglesias que espero hasta el segundo “round” para responder a la pregunta directa con la que Olona lanzó el primer disparo. “¿Va a dimitir a la vista de los escándalos judiciales que le afectan a usted y su partido?”

Iglesias, solo se defendió con un ¿a qué escándalos se refiere?

Asesino de los tirantes

Fue el momento en el que la diputada de Vox tiró de fotografía. "¿Reconoce al sujeto que aparece en ella? Es Rodrigo Lanza, de quien dijo, “por fin se ha hecho justicia y un tribunal le ha considerado culpable por haber asesinado a un hombre por el simple hecho de llevar unos tirantes con los colores de la bandera de España, por odio ideológico”. Olona leyó los hechos probados del asesinato de Víctor Laíne: “Rodrigo Lanza le increpó, le atacó por la espalda, le tiró al suelo y lde destrozó el cráneo a puñetazos y patadas entre insultos de facha”. Al tiempo, le recriminó a Iglesias no solo que le conociera sino que, recordó, “se reunió con su madre para mostrarle su apoyo público”. La diputada de Vox advirtió de que la izquierda que encarna Podemos “le había erigido en un icono -a Lanza- por haber dejado tetrapléjico a un guardia urbano al alcanzarle con una pedrada en el cráneo”. Entonces, fue condenado a cinco años de prisión. “Le puedo asegurar que con Vox este desecho humano jamás hubiera salido a la calle”.

Olona le espetó tajante que si hubiera estado presente cuando Lanza agredió al agente o asesinó a Víctor “usted lo habría jaleado y habría disfrutado”. “No lo digo yo, sino que lo dijo usted en su programa de la Tuerka”, cuando difundió unas imágenes de policías declarándose “emocionado” por ver cómo le pateaban los ultras de la izquierda. “Ahora intenta engañar a todos los españoles con ese tono moderado, pero no hay moño que esconda su inmoralidad”.

La diputada de Vox indicó que también el PSOE, “su socio de gobierno le aplica un cordón sanitario, se tapa la nariz cuando pasa a su lado”. Entre ellos, apuntó, el ministro del Interior Grande-Marlaska. Fue entonces cuando se dirigió al titular de Interior para indicarle que él "no tiene motivos para mirar por encima del hombro a Iglesias porque participan de la misma catadura moral”.

Vox indicó que pedirá, en la comisión de investigación sobre la Kitchen, la comparecencia de Marlaska y del conocido como “comisario Lenin”. Olona recordó que la operación Kitchen se judicializó en noviembre de 2018 y le preguntó cuándo conoció esos hechos y cuándo informó al presidente de ello, dejando de nuevo sombras de duda sobre las gestiones de Marlaska al frente del ministerio.

“Resistir” a Vox

Por su parte, Iglesias respondió al envite con la pregunta inicial que le hacía Olona sobre sus escándalos judiciales. “Usted no ha mencionado ni si quiera uno”. “El nivel de desfachatez de su pregunta está al nivel de lo que representan ustedes” al tiempo que se jactó de que presentaron una querella en la que le acusaban de seis delitos, “pero qué mala suerte, no ha sido admitida a trámite”, le respondió. El vicepresidente Iglesias se defendió con el clásico “y tú más” y aseguró que le llama la atención que hablen de investigaciones y escándalos o fraudes cuando " condenado por no pagar las obras de su casa está Espinosa de los Monteros y quien ejercía de arquitecta era su mujer", la condena al eurodiputado Herman Hermann Tertsch, por relacionar al padre de Iglesias con un asesinato o que Vox fue financiado “por el brazo político de una organización terrorista iraní”. “España no se parece a ustedes. Los demócratas españoles sabremos resistir”, le espetó.