“Ibero”: el blindado manchego diseñado para proteger a policías y militares

Este vehículo 4x4 está desarrollado por la compañía Technology & Security Developments, con sede en Ciudad Real

Vehículo táctico multipropósito "Ibero"TSD

Desde que Cervantes relatara las aventuras de Alonso Quijano y sus cargas a caballo contra los gigantes que amenazaban su camino, no ha habido en La Mancha montura como Rocinante, capaz de enfrentarse a tamaños enemigos. Pero hoy eso ha cambiado. En Herencia, una localidad al norte de Ciudad Real con apenas 8.000 vecinos y rodeada de viñedos y molinos, la empresa Technology & Security Developments (TSD) acaba de sacar a la luz un verdadero matagigantes, un vehículo 4x4 de 14 toneladas que, en vez de lanza lleva un cañón de 12,7 mm y por adarga calza un blindaje antiminas. Un vehículo de espíritu mesetario y nombre levantino: el “Ibero”.

Technology & Security Developments (TSD) está especializada en el diseño, desarrollo y producción de vehículos especiales a medida con sello manchego para policías y fuerzas de seguridad. Desde la tierra de don Quijote, la compañía exporta sus soluciones a más de 80 países de todo el mundo y trabaja en nuevos vehículos para responder a las necesidades del sector.

La puesta de largo de este vehículo tuvo lugar la semana pasada, en una reducida presentación por la Covid para periodistas en sus instalaciones herencianas. El vehículo está basado en el camión 4x4 “Unimog” de Mercedes. El departamento de I+D de TSD ha incorporado a esta plataforma una serie de mejoras orientadas principalmente a incrementar la seguridad de los ocupantes y la movilidad.

El blindado 4x4 junto a un molino de vientoTSD

A primera vista el “Ibero” impone por sus dimensiones: 6,3 metros de largo por 2,8 metros de ancho y 2,65 metros de alto. En su interior puede transportar hasta diez pasajeros en función de la configuración y está disponible a partir de nueve toneladas de peso, pudiendo llegar hasta las 14,5 toneladas, dependiendo del nivel de blindaje y los extras. El movimiento de esta mole es posible gracias a un motor de 4.800 cm3 y hasta 310 cv.

Cañón de 12,7mm

El arma principal es una torreta con un cañón de 12,7 mm de la empresa madrileña Escribano Mechanical and Engineering, ubicada sobre el vehículo, que está controlada por un operador desde dentro y que permite repeler amenazas cercanas. A esto hay que sumar un mástil desplegable de Hispamast, dotado en su parte superior con una cámara de vigilancia también de Escribano para tener una visión clara de lo que sucede alrededor. TSD además ha integrado radios y equipos de comunicaciones, junto con tabletas para el planeamiento y seguimiento de misión de las firmas RFE y DTA Innovation.

Entre el equipamiento estándar se encuentra un sistema de inflado remoto de neumáticos, luces prioritaria led, sistema de climatización rugerizado, troneras de disparo y escotilla de emergencia. También cuenta con argollas para su aerotransporte por helicópteros pesados como el “Chinook” y con cabrestantes para auxiliar y arrastrar a otros vehículos, inutilizados por un accidente o un problema mecánico.

Pruebas del vehículo "Ibero" en el INTATSD

Los avances tecnológicos han hecho posible sustituir los espejos retrovisores tradicionales por un conjunto de cámaras que aportan una visión 360 grados e incorporar un sistema que permite a la cabina de pasajeros mantener una posición horizontal, mientras que los ejes traccionan a su paso por carreteras sin asfaltar, caminos llenos de baches o rutas campo a través.

El vehículo está muy enfocado a misiones de seguridad propias de la Policía Nacional y la Guardia Civil, como la protección de fronteras, la lucha contra el narcotráfico y la inmigración irregular o antidisturbios. La configuración abierta le permite actuar desde puesto de mando, hasta transporte de efectivos, pasando por estación de comunicaciones. El nivel de protección también abre la puerta a su empleo en misiones militares de la Fuerzas Armadas, como por ejemplo la patrulla y protección de convoyes en las operaciones de mantenimiento de la paz.

El "Ibero" remolca un vehículo durante las pruebas en el INTATSD

Pruebas con el Ejército en el INTA

Durante los últimos meses, la compañía ha efectuado una serie de exigentes pruebas para evaluar las prestaciones del “Ibero” en las instalaciones de La Marañosa, al sur de Madrid, del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), un organismo dependiente del Ministerio de Defensa. En estos ensayos también han colaborado el Ejército de Tierra y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El vehículo consiguió subir rampas de hasta el 60% de desnivel, escalones de medio metro y vadear zonas con casi un metro de agua. También superó caminos con una inclinación de hasta el 40%.

En la presentación, la compañía anunció que tiene un primer cliente interesado en la versión “Ibero Pro” de 14,5 toneladas de peso, aunque no quiso revelar la identidad por cuestiones de confidencialidad. Ahora, el objetivo a corto plazo y medio plazo es continuar con el desarrollo de este vehículo “Made in Castilla-La Mancha”, a medida que cierren nuevos pedidos, y avanzar en las pruebas con el INTA para certificar la protección antiminas y antibalas.