Gobierno y oposición se acusan mutuamente de “poner en peligro” la Constitución

Echenique aprovecha para reivindicar la necesidad de renovar el CGPJ para acabar con el bloqueo del PP y Casado asegura que los “enemigos” de la Carta Magna están en la “dirección del Estado”

Thumbnail

La Constitución se ha convertido hoy, en su 42º aniversario, en un arma arrojadiza entre unos partidos y otros del arco parlamentario, que la asumen como propia o la reivindican en una parte para defender sus intereses políticos. Esto ha provocado que hoy se diera una curiosa circunstancia, que tanto Unidas Podemos como Vox hayan coincidido en aseverar que la Carta Magna está “en peligro” o se está viendo “asediada”. Claro que, cada una de estas formaciones, entiende que es la contraria la que está sometiendo a semejante amenaza el texto constitucional.

El primero en pronunciarse en estos términos ha sido el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique, partido que forma parte de la coalición de Gobierno y que ha asegurado que la Constitución “está bajo asedio por dos quintos de la Cámara”, ya que los 52 diputados de Vox aseguran que el gobierno de la dictadura era mejor que el actual. También, por el hecho de que los 88 diputados del PP lleven dos años incumpliendo de manera “flagrante” el artículo 122.3 de la Carta Magna, que prevé la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). En este punto, Echenique ha aprovechado para defender la necesidad de avanzar en la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) para rebajar las mayorías para elegir a sus miembros. Una reforma que está actualmente parada en el Congreso.

En Podemos aseguran que esta es su posición, desvinculándola de la del PSOE, pero señalando que es “un evidencia” que “no podemos permitir que se incumpla el artículo 122.3 de manera flagrante y continuada”. Tanto socialistas como morados avanzaron esta semana en una iniciativa parcial para limitar los nombramientos que hace el CGPJ cuando está en funciones.

Por su parte, desde el PP y Vox se ha asegurado al unísono que la Carta Magna está “en peligro” porque “los enemigos de la Constitución están en la dirección de Estado”. El líder del PP, Pablo Casado, ha querido reivindicar el sistema del 78 frente a los sectores del Ejecutivo, que dice, quieren derrocarlo y ha llamado a que los “moderados” sean quienes marquen sus designios, como hasta ahora. Casado ha advertido sobre el poder que han adquirido los independentistas catalanes y vascos, una influencia que el portavoz de Vox, Espinosa de los Monteros, ha encuadrado en un “momento grave y delicado” porque “quieren acabar con la Monarquía y sus valores”. “La Constitución está en peligro y todos debemos defenderla”, ha señalado Espinosa de los Monteros.

Por su parte, el presidente del Gobierno, ha hecho una declaración sin preguntas, en la que ha defendido “los 42 años de democracia, de libertades y derechos, de concordia, que se los debemos a la Constitución española, el mayor logro de nuestra historia colectiva”. El presidente del Gobierno ha aprovechado para reivindicar “el estado de alarma como elemento constitucional”, gracias al cual se está haciendo frente a la pandemia y se salvan vidas, y que después de dos años de bloqueo se han aprobado unos Presupuestos “que elevan a la máxima categoría el alma social de la Constitución”. “Hay que cumplir del primero al último de los artículos de la Constitución”, ha pedido Sánchez, en alusión a los partidos de la oposición, que -en su opinión- reniegan de parte del texto de la Carta Magna.