“El Melillero” inicia una huelga de hambre en prisión

José Arcadio Dieng ingresó ayer en la cárcel malagueña de Alhaurín y hoy se ha negado a comer

José Arcadio D. N., 'El melillero', llevado por la guardia civil a los juzgados de Fuengirola (Málaga), tras ser detenido como sospechoso de arrojar ácido a su expareja y a una amiga de esta en Cártama. Fuengirola (Málaga) a 18 de enero del 2021
18 ENERO 2021
Álex Zea / Europa Press
18/01/2021
José Arcadio D. N., 'El melillero', llevado por la guardia civil a los juzgados de Fuengirola (Málaga), tras ser detenido como sospechoso de arrojar ácido a su expareja y a una amiga de esta en Cártama. Fuengirola (Málaga) a 18 de enero del 2021 18 ENERO 2021 Álex Zea / Europa Press 18/01/2021Álex Zea Europa Press

José Arcadio Dieng Nafoir, alias “El Melillero”, ingresó a última hora de la tarde de ayer en la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) tras ser detenido por una doble tentativa de asesinato por echar una botella de ácido por encima de su ex novia Sandra y una amiga de ésta, Cristina, hace justo una semana en la localidad de Cártama.

Al parecer, el interno habría manifestado su intención de iniciar una huelga de hambre y se habría negado a tomar el menú de la hora de la comida en el centro penitenciario, según fuentes de la prisión. Se desconocen los motivos, no obstante, que originarían su decisión. Ayer, de hecho, sí tomó su cena y esta mañana ha desayunado.

El joven de 26 años se encuentra en el Módulo de Aislamiento (Módulo 7) de la prisión malagueña y le han aplicado, por decisión de la dirección del centro penitenciario el artículo 75.1 de régimen penitenciario. Esto supone una limitación de su deambulación por la cárcel en aras de garantizar una especial protección para el interno para que no se cruce con nadie. Se suele aplicar en casos de especial peligrosidad del recluso o casos mediáticos. No obstante, por protocolo covid, debería permanecer allí una cuarentena obligatoria al venir de fuera y con toda probabilidad le será asignado un preso sombra en aplicación del Protocolo de Prevención de suicidios (PPS). Durante los próximos diez días solo podría salir una hora diaria para ir a duchas, compras en el economato y llamadas telefónicas ya que el juez especificó en su auto que se trataba de una prisión preventiva sin fianza pero comunicada.

La prisión no es nueva para Dieng, y las últimas veces que estuvo fue bastante conflictivo. No tenía buen trato con los funcionarios y su actitud, según las mismas fuentes, era “chulesca” y “prepotente”.

En Alhaurín también tiene a varios conocidos que le esperaban estos días aunque no podrá tener relación con ellos al estar aislado. Se trata de un grupo de internos también originarios de Melilla que están cumpliendo condena, en su mayoría, por tráfico de hachís. Según fuentes penitenciarias esperaban su entrada en la prisión para poder intercambiar cartas con él.