El ex JEMAD dictó una orden de vacunación a espaldas de Robles sin seguir criterios sanitarios

La ministra habla de “interpretación incorrecta” de la estrategia de vacunación y destaca que le honra su dimisión. Las Fuerzas Armadas han recibido ya 35.360 dosis

El ex Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general Miguel Ángel Villarroya
El ex Jefe de Estado Mayor de la Defensa, general Miguel Ángel Villarroya FOTO: Fernando Alvarado EFE

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha comparecido esta tarde en la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para, entre otros asuntos, explicar cómo es el protocolo de vacunación en las Fuerzas Armadas, después de la polémica por la vacunación antes de tiempo del ya ex Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general Miguel Ángel Villarroya, quien dimitió al conocerse que se saltó su turno. Tal y como ha detallado Robles, el ex JEMAD dictó una instrucción el 12 de enero (antes de la orden oficial de la Subsecretaría de Defensa) a espaldas suya y de la subsecretaria, Amparo Valcarce, quien ya en su día le acusó de vacunarse antes de tiempo.

Robles, que ha reconocido que se enteró de este hecho por la prensa, ha recordado que solicitó a Villarroya un informe de lo ocurrido, tras lo que descubrió que había dictado la citada orden, algo que “no entra dentro de sus competencias”, dejó claro. Además, apuntó tajante que los criterios que estableció para la vacunación que “no siguen la estrategia general ni la del Ministerio de Defensa”. Eso sí, al final Robles ha tratado de quitar hierro al asunto señalando que la instrucción del ex JEMAD respondería a “una interpretación de la estrategia de vacunación que podemos calificar de incorrecta. Un error patente y evidente”, ha dicho, añadiendo: “No creo que respondiera a voluntad de adelantarse a turnos”.

Según la citada orden, el general Villarroya estableció que, entre el lunes 18 y el viernes 22 de enero, se vacunaría al personal miliar, civil y funcionario del Estado Mayor de la Defensa (EMAD), siguiendo este orden: JEMAD, su gabinete (5 personas), Estado Mayor Conjunto (60 personas), la Jefatura de Recursos Humanos (nueve personas) “y así, hasta 370 personas”, ha detallado Robles. Pese a ello, ha asegurado desconocer el número de personas vacunadas en el EMAD a partir de la citada orden. Además, tal y como ha explicado, esa instrucción, dictada por el JEMAD, “con unas competencias que no tiene”, establece que se tendrá prevista una reserva de un 10% de personal para posibles eventualidades.

Criterios desconocidos

La polémica instrucción detalla que “el personal a vacunar será voluntario” y que se seguirán unos “criterios sanitarios de inclusión y exclusión”, ante lo que Robles ha espetado que “no sabemos en base a qué, porque no están recogidos ni en la estrategia general ni en la estrategia del Ministerio de Defensa”: mayores de 50 años preferentemente, o con factores de vulnerabilidad; ocupar oficinas de más de tres personas u oficinas de 2 personas pero con espacio reducido que no permita distancia de seguridad; incompatibilidad de la vacuna, casos y contactos actuales, recuperados de COVID, positivos de PCR, tanto sintomáticos como asintomáticos, con o sin ingresos hospitalarios hace menos de tres meses.

El objetivo de la orden del JEMAD, ha continuado explicando la titular de Defensa, era “mantener el mando y control en la operatividad” y ha recordado que añadía que la vacuna “no corresponde para el personal a desplegar que sea vacunado por otra vía”.

Pese a todo ello, Robles ha defendido al general Villarroya asegurando que, “esa instrucción incorrecta, por no haber dado cuenta a su superior jerárquico, en este caso a la ministra, y recogiendo unos criterios previstos y en ocasiones contrarios a las estrategias generales de Sanidad, determinó que el entonces JEMAD, en un acto que le honra, presentara su dimisión, que yo acepté”.

13.610 militares ya vacunados

Dejando de lado la polémica vacunación del ex JEMAD, Robles ha detallado que hasta el pasado 5 de marzo se habían recibido en el Centro Militar de Farmacia de la Defensa 35.360 dosis de vacunas (17.160 de Pfizer y 18.200 de AstraZeneca) y que se han administrado ya un total de 13.610 dosis, principalmente entre el personal sanitario, los efectivos preparados para desplegarse en el exterior, los efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) o el personal de los centros docentes con régimen de internado.

Entre los datos ofrecidos por la ministra, destaca que la UME ha sido la principal destinataria de la vacuna de AstraZeneca, con 3.000 dosis suministradas (un 54,35% del total de dosis distribuidas). Hasta un 94% del personal de la UME ha recibido la 1ª dosis.

Además, ha explicado que el Ministerio ha aceptado la oferta de Letonia y de Rumanía de vacunar (con antídotos autorizados por la UE) a los contingentes españoles desplegados en dichos países y que está estudiando el ofrecimiento oficial de las autoridades de Estados Unidos para vacunar a los militares que participan en las misiones de Irak y Afganistán.