El portavoz de Interior de Cs en el Congreso deja el partido y se pasa al Grupo Mixto

El diputado Pablo Cambronero abandona la formación tras la “deriva sanchista” de Inés Arrimadas

El diputado de Ciudadanos, Pablo Cambronero
El diputado de Ciudadanos, Pablo CambroneroZipiEFE

Nueva fuga en las filas de Ciudadanos. Después del portazo del que fuera coordinador del partido en Valencia, Toni Canto, tras la salida de Fran Hervías al PP y la última en la Asamblea de Madrid de un diputado que aseguraba que habían sido presionados para firmar una moción contra la presidenta en funciones Isabel Díaz Ayuso se siguen produciendo las bajas.

En este caso el diputado que ha tomado la decisión de abandonar las filas de la formación naranja tras su “deriva sanchista” ha sido el portavoz de Interior de Cs en el Congreso de los Diputados, Pablo Cambronero.

Este agente de la Policía Nacional en excedencia, fue portavoz del sindicato policial UFP. Afiliado a Ciudadanos desde 2014, es licenciado en Derecho y Máster en Práctica Jurídica. Cambronero, además es próximo al ex secretario de Organización de Ciudadanos Fran Hervías, y una de las voces críticas de entre los diez diputados que tiene Arrimadas en el Congreso quien mostró su crítica ante la falta de asunción de responsabilidades tomadas en la Ejecutiva del pasado lunes al considerar que la crisis producida por la “operación Murcia” se había cerrado en falso.

Cambronero ha hecho pública su decisión a través de su cuenta de Twitter, en la que ha adjuntado una carta explicando los motivos que le han llevado a tomar la decisión: “He pedido integrarme en el Grupo Mixto del Congreso para defender el programa electoral que firmé. No me integro en ningún grupo político, haré lo que prometí hacer. Gracias a Ciudadanos por haberme dado tanto este tiempo”, ha escrito.

Cs reclama su escaño

Tras conocer la renuncia de Pablo Cambronero, la formación naranja ha exigido al ex diputado que entregue su acta por coherencia personal y respeto a los principios éticos, así como en cumplimiento de lo establecido en el artículo 10.3 de los Estatutos y del compromiso asumido en su Carta Ética y Financiera, documentos que recogen el compromiso de dejar el acta si causan baja en el partido por cualquier motivo.

El grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso asegura que seguirá trabajando y defendiendo su proyecto para “velar siempre por el interés general de los españoles, hacer política útil e impulsar reformas que consigan que en nuestro país triunfen la unión y la concordia frente a la división y el enfrentamiento”.

El “sanchismo” de Arrimadas

De este modo, la deriva sanchista de Arrimadas provoca una nueva víctima. La última fue la del diputado de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid Sergio Brabezo, quien dejó claro que “Cs Madrid no sólo intentó frenar la convocatoria de elecciones de manera torticera aliándose con el sanchismo, sino que a los diputados naranjas se nos presionó para firmar una moción de censura contra la presidenta Ayuso que proponía a Ignacio Aguado como su sustituto”. Según Brabezo, “el hecho que más me dolió fue cuando el ex vicepresidente Aguado insultó a Díaz Ayuso, una compañera de Gobierno”. A su juicio, Cs ha abandonado el centro y la moderación para abrazar una forma “radical” de hacer política.

Más claro lo tenía, sin embargo, el diputado Fran Hervías, quien ya tenía en mente la decisión de darse de baja del partido y renunciar a su acta como senador, según reconoce él mismo en conversación con LA RAZÓN. “Tras las elecciones de Cataluña -donde el partido perdió 30 escaños- tuve una reunión con el vicesecretario general de Cs y su adjunto, Carlos Cuadrado y José María Espejo. Es ahí donde visualice que el partido no iba a cambiar de estrategia y que iban a continuar en el acercamiento al Gobierno de Sánchez”, relata para después especificar que ese fue “el detonante” de todo. “Vi claramente que no tenía cabida en este proyecto. Espejo me comunicó que su estrategia seguiría siendo el acercamiento porque consideraban que era lo que pedía el votante de Cs”.