Toni Cantó dimite de sus cargos en Ciudadanos y deja la política

Critica que no se haya permitido votar su propuesta de dimisión de la Ejecutiva y de ir en coalición con el PP a las elecciones a la Comunidad de Madrid

Thumbnail

El líder de Ciudadanos (Cs) en Valencia, Toni Cantó ha sido el primero en abandonar la Ejecutiva que el partido naranja celebraba tras el terremoto producido por la moción de censura en la Región de Murcia. Cantó se ha mostrado muy crítico con lo ocurrido en dicha reunión por la falta de asunción de responsabilidades y por cerrar en falso al crisis del partido.

Cantó ha anunciado su dimisión de la Ejecutiva de Ciudadanos y también renuncia a su acta de diputado en las Cortes Valencianas y deja la política. Así se ha expresado a los medios que esperaban a las puertas en de la sede de Cs. Ante la posibilidad de irse al PP, indicó que “ahora mismo solo estoy pensando en llamar a mi representante”, pensando así en volver a su profesión de actor y confesó que se sentía “triste” por la deriva que ha tomado Ciudadanos.

“Bochorno”

Durante el cónclave naranja, Cantó se ha mostrado muy duro con Inés Arrimadas de quien ha dicho que podría haber elegido hoy “entre proteger su Ejecutiva o al partido” pero, sin embargo, lamentó que la líder de Cs ha elegido proteger a su Ejecutiva.

También ha cargado contra el partido porque no se haya permitido votar su propuesta en la que ha pedido la dimisión de toda la Ejecutiva de Cs después de tildar la moción de censura de Murcia como “ridícula”. El coordinador de los naranjas en Valencia destacó que, en la Región de Murcia, “había otra forma de hacer las cosas, por ejemplo, saliendo del Gobierno” y apostaba por la retirada de la misma. Cantó reprochó que, quien no tuviera en mente las consecuencias que traería la presentación de esa moción de censura junto al PSOE “no debe estar en un puesto de relevancia en la Ejecutiva permanente” algo que ha tildado de “bochornoso”.

Madrid Suma y sin Aguado

A Toni Cantó le preocupa mucho lo que ocurra en las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid y expuso que el partido no podía permitirse perderla. Por ello, propuso que Cs concurriera en una candidatura conjunta con el PP bajo la marca de “Madrid Suma” algo que, criticó, tampoco se ha permitido votar en la Ejecutiva. Además, se mostró contundente contra el exvicepresidente de la comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, de quien dijo que es alguien “con quien no se puede ir a las elecciones” y al que responsabilizó del seísmo producido en Madrid.

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, había lanzado una propuesta a la Ejecutiva donde presentaba una comité permanente de concentración en el que había incluido a Toni Cantó, pero mantenía a Cuadrado y a Espejo como secretarios, aunque quedaban diluidos al ampliar el número de miembros, después de que antes de la Ejecutiva ambos renunciaran a las vicesecretarías. Fuentes del partido naranja indicaron que Cantó se había negado a votar la propuesta de Edmundo Bal de rechazo contra la estrategia del PP de absorber a miembros del partido naranja y también que había rechazado la de Arrimadas de entrar en ese comité permanente.

Recuerdo a Rivera

El hasta ahora coordinador de Ciudadanos se ha emocionado al recordar al expresidente naranja, Albert Rivera de quien dijo dio una “lección de cómo debe comportarse un señor y un político” cuando dimitió en su día asumiendo responsabilidades tras el hundimiento del 10-N y “no como los que quedan dentro”, en relación a la Ejecutiva del partido.

Cantó ha aprovechado este anuncio para enviar “un saludo afectuoso” a todos los afiliados y cargos del partido que “se dejan la vida” y que dijo, no merecen tener a un partido que “no asume ninguna responsabilidad”.

Cs afea el plantón

El portavoz parlamentario Edmundo Bal aseguró a su salida del cónclave que Cantó no había trasladado a sus compañeros de la Ejecutiva su decisión de dejar sus responsabilidades en el partido, renunciar a su acta de diputado y abandonar la política, y le ha afeado que informara antes a los medios de comunicación tras “levantarse de forma precipitada y salir de la sesión”, donde “no ha querido debatir ni dialogar, sino imponer sus ideas”. “Respeto su decisión”, pero “la sensación es que esta operación estaba perfectamente calculada y orquestada” y que “ya venía con la idea de que se iba a levantar y se iba a ir”, ha afirmado.

Otras bajas

Las dos caras más visibles de Cs en Melilla, al margen del presidente de la Ciudad Eduardo de Castro, se han dado de baja como afiliados: se trata de Justo Sancho-Miñano, que aspiró al Congreso de los Diputados y al Senado por la formación naranja en sendas elecciones generales y Luis Escobar, quien fuera diputado en la Asamblea de la Ciudad Autónoma en el mandato 2015-2019
También seis ex dirigentes de Ciudadanos en Álava se han afiliado al PP vasco, aunque desvinculan su decisión de las situaciones que viven en la actualidad la formación naranja
.