Calvo avanza que la concesión de los indultos está “terminándose”: “No tardarán”

Revela que uno de los peores momentos para el Gobierno fueron las noches posteriores a la sentencia del Supremo sobre el “procés”

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en un acto el miércoles
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en un acto el miércolesRicardo Rubio Europa Press

El Gobierno mantiene el discurso pedagógico sobre la concesión de los indultos, para intentar revertir el rechazo que se ha instalado en la opinión pública (y que reflejan la mayoría de las encuestas) sobre la aprobación de la medida de gracia por parte de Moncloa. Lo hizo ayer Pedro Sánchez desde Argentina y lo ha hecho hoy la vicepresidenta primera. En una entrevista en “Las Cosas Claras” de TVE, Carmen Calvo se ha afanado en trasladar que “entienden” que haya reparos a esta decisión, pero ha trasladado la necesidad de adoptar medidas para resolver la fractura que existe en Cataluña.

Moncloa tiene que acelerar en su estrategia de “normalizar” los indultos, porque el posicionamiento del Gabinete es inminente. Así se deduce de las declaraciones de la vicepresidenta que ha asegurado que los expedientes que prepara el Ministerio de Justicia y que tiene que elevar después al Consejo de Ministros “están terminándose” por lo que la decisión sobre la medida de gracia “no tardará mucho”. Calvo ha defendido que la tramitación ha ido al “ritmo” que marcaban los plazos legales, con la llegada paulatina de los informes preceptivos.

La vicepresidenta se ha mostrado también muy crítica con la oposición, especialmente con el PP, que se opone frontalmente a la concesión de los indultos y a quien ha acusado de “no enfrentarse al independentismo. Se enfrenta a Cataluña y procura que Cataluña se enfrente a España”. La vicepresidenta ha acusado a los populares de decir “mentiras cobardes” y ha cuestionado la gallardía de la formación de Pablo Casado, emplazándoles a que vayan a la manifestación del domingo sin complejos. “Espero que el domingo sean valientes y se hagan la foto en Colón. Que manden el mensaje de que la derecha esta radicalizada y unida contra Cataluña”, ha señalado.

En este punto ha reiterado que la oposición ha mentido diciendo que los indultos eran ilegales, que no se podían conceder contra el informe del Tribunal Supremo o que necesitan arrepentimiento. En todo caso, ha confirmado que tendrán que ser “parciales”, al no contar con el aval del tribunal sentenciador, e individualizados. En este punto se ha referido a Oriol Junqueras, después de su reciente misiva renunciando a la vía unilateral para señalar la trascendencia de una “reflexión de esa naturaleza” y poner en valor el respaldo que obtuvieron tanto el PSC como ERC tras apostar por la vía del diálogo. “Los partidos primero y segundo el 14 de febrero nos mandan un mensaje de que esa es la pista de trabajo. ¿Qué mensaje nos manda la derecha? La nada.

Una vía del diálogo que ambos partidos han explorado para resolver la problemática catalana tras la judicialización del “conflicto” en Cataluña. En este sentido, Calvo ha reconocido que uno de los peores momentos de este Ejecutivo, después de la declaración del estado de alarma que impuso el confinamiento sin saber qué nos depararía, fueron las noches posteriores a la sentencia del Supremo sobre el “procés”, cuando se sucedieron los disturbios en las calles, porque había que “reordenar la situación” y esa sentencia “no era nuestra, era heredada del Gobierno anterior”.