Interior traslada a cuatro presos de ETA al País Vasco en el 24 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco

También progresa a tercer grado a un terroristas condenado a 102 años por dos atentados con cuatro víctimas

Varias personas durante una manifestación por el fin de la dispersión de los presos de ETA
Varias personas durante una manifestación por el fin de la dispersión de los presos de ETA FOTO: Eduardo Sanz Europa Press

Martes y trece negro para las víctimas del terrorismo. El mismo día que se cumplen 24 años del asesinato del concejal de Ermua Miguel Ángel Blanco a manos de la banda terrorista ETA tras un secuestro de 48 horas que conmocionó al mundo, Interior ha comunicado a las víctimas el traslado de 4 etarras, todos ellos a cárceles del País Vasco además de la progresión de un terrorista a tercer grado. Una vez que ya no queda ningún miembro de ETA en las cárceles del sur, Interior continua con el acercamiento progresivo a los presos etarras a la Comunidad Autónoma Vasca, donde en octubre se hará efectiva la transferencia de las competencias de prisiones.

Desde la AVT destacan cómo, después del fin de la política de dispersión “parece como si hoy Marlaska le muestra su agradecimiento a Sánchez por seguir manteniendo el sillón de Interior”. “Al Señor Sánchez no le vale con haberse convertido en el primer Presidente que traslada a todos los terroristas de ETA, a este ritmo, parece que va camino de convertirse en el primero que traslada a todos los etarras al País Vasco. Ha quedado demostrado que el siguiente paso del Ejecutivo en materia penitenciaria es, una vez trasladados todos los presos, que sean trasladados a las prisiones vascas”, advierten desde la asociación de víctimas.

Traslados

Aitor Herrera Vieites. Del Centro Penitenciario de El Dueso (Cantabria) al Centro Penitenciario de Bilbao. Condenado en 2006 por integración en los comandos de ETA `Olaia´ y `Anuk´, así como por ocultar entre 2001 y 2003 en un piso, ubicado en Amorebieta (Vizcaya), explosivos, detonadores y nombres de posibles objetivos de la organización terrorista

Asier Mardones Esteban. Del Centro Penitenciario de Logroño al Centro Penitenciario de Álava. Fue condenado a 74 años de prisión como autor del atentado que se produjo el 14 de septiembre de 2003 en el Alto de Herrera (Álava), en el que murió el también terrorista Arkaitz Otazua y resultaron heridos dos miembros de la Ertzaintza.

Josune Oña Ispizua. Del Centro Penitenciario de Logroño al Centro Penitenciario de Álava. Fue condenada a 69 años de prisión como cooperadora necesaria del atentado que se produjo el 14 de septiembre de 2003 en el Alto de Herrera (Álava), en el que murió el también terrorista Arkaitz Otazua y resultaron heridos dos miembros de la Ertzaintza.

Aitzol Maurtúa Eguren. Del Centro Penitenciario de Dueñas (Palencia) al Centro Penitenciario de Bilbao. Ingresó en prisión el 14 de junio de 2002 y cumple una pena de 20 años por pertenencia a banda armada, tenencia de explosivos, tenencia de armas sin licencia y falsedad en documento público. Cumplió las 3/4 partes de la condena en junio de 2017.

Además, los servicios centrales de Instituciones Penitenciarias han resuelto la clasificación en tercer grado del interno: Mikel Arrieta Llopis. Fue condenado a 102 años por el atentado terrorista que acabó con la vida de Cristina Mónica Illarramendi Ricci, Agustín Martínez Pérez y Alfonso Maside el 22 de marzo de 1982 en Sestao y por el asesinato de José Aybar Yañez el 30 de junio de 1982 en Baracaldo