El PP exige con enmiendas recuperar el complemento a madres trabajadoras

Apuesta por eliminar el nuevo complemento que se introduce a una persona que demora su jubilación y una fiscalidad positiva con el fin de fomentar el ahorro

El líder del PP, Pablo Casado, ya adelantó que el Grupo Popular en el Congreso presentaría una enmienda a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) porque estos «nacen muertos» y las previsiones macroeconómicas son «papel mojado». Es más, recalcó que las cuentas públicas son «garantía segura de la ruina en España» porque hay que «hacer exactamente lo contrario».

Ayer terminaba el plazo para presentar las enmiendas en lo que respecta al Pacto de Toledo y los populares registraron varias enmiendas al Proyecto de Ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones y de otras medidas de refuerzo de la sostenibilidad financiera y social del sistema público de pensiones. Con estas enmiendas, el PP apuesta por reforzar la participación del Pacto de Toledo en el diseño y debate de las políticas de Seguridad Social. Para ello se incorporan dos enmiendas en este sentido: una para que el Gobierno tengan que consultar y debatir en el Pacto de Toledo -y no sólo en el diálogo social- el nuevo mecanismo de equidad intergeneracional (que sustituirá el índice de revalorización). Y otra, para que, en el plazo máximo de 3 meses, el Gobierno tenga que debatir y consultar en el Pacto de Toledo el informe presentado en julio sobre los perjuicios que puedan ocasionar a las largas carreras de cotización que se jubilan anticipadamente. En este último punto, el Grupo Popular pretende que se analice esta cuestión, así como las conclusiones del informe en relación a las necesarias políticas activas de empleo, fundamentalmente para el colectivo senior, entre quienes aumenta el paro y sobre todo el de larga duración. «Así lo exige la recomendación 12 del pacto de Toledo», apuntan desde el PP.

El partido que lidera Casado también presenta dos enmiendas para modificar la exposición de motivos, eliminando críticas partidistas y sin fundamento a la reforma de pensiones de 2013, que, recuerdan, fue «alabada en la Unión Europea».

Asimismo piden en otra de ellas que se elimine el nuevo complemento que se introduce cuando una persona demora su jubilación. Estas enmiendas eliminan también el límite a partir del cual se aplicarían coeficientes reductores (según el tope máximo de pensiones y no sobre la base reguladora resultante). «Se presentan porque entendemos que la redacción propuesta puede causar un resultado no deseado de perjudicar la sostenibilidad, desincentivar las cotizaciones altas y finalmente generar una menor recaudación», destaca la portavoz de los populares, Cuca Gamarra.

Mantener el «factor de sostenibilidad»

El Grupo Popular ha presentado una enmienda al proyecto de ley de reforma de las pensiones porque dicha norma deroga el llamado «factor de sostenibilidad» sin proponer ningún mecanismo alternativo que lo sustituya por lo que apuestan por mantener el aprobado en 2012.
Recuerdan que así lo exige UE, Pacto de Toledo y el acuerdo con los agentes sociales. «No obligan en ningún caso a derogar hasta que no hay fórmula alternativa. Pretenden derogarlo sin nada que lo sustituya», advierten.

También se introduce enmienda para solicitar que le sea aplicable el anticipo de la edad de jubilación a la Policía Foral de Navarra, Mossos de Esquadra y Policía General de Canarias; ya que los ertzainas, policías locales y otros análogos ya lo tienen reconocido. «Es justo si atendemos la especial naturaleza de la función que desempeñan», apunta la portavoz popular.

Con ello, se pretende que, en el caso de anticipar la edad de jubilación por razón de actividad (ertzainas por ejemplo) o de discapacidad, el INSS compute como cotizado el tiempo que se anticipa la edad legal para todos los efectos (también para que se considere como parte de su vida laboral). Los populares recuerdan que así se hacía hasta 2019 y «el cambio de criterio de la Seguridad Social perjudica a estos pensionistas».

Han introducido además una enmienda para reconocer a los Letrados de la Seguridad Social su habilitación nacional, de forma que la representación y defensa jurídica de la Seguridad Social, en todo el territorio nacional, se haga por este cuerpo especializado. Con este mecanismo el PP pretende evitar, con las transferencias que pretende el Gobierno a País Vasco y Navarra a través de RD del Ingreso Mínimo Vital, divergencias de criterio y la unidad y uniformidad en cuestiones de seguridad social.

También apuestan por la derogación del complemento de brecha aprobado por el Gobierno, recuperando la fórmula aprobada en el Ejecutivo de Rajoy, pero adaptando lo exigido por el Tribunal de Justicia UE en 2019. Con ello se reconoce principalmente a la madre, según unos porcentajes en función del número de hijos, pero en casos concretos (viudos o padres cuyas carreras profesionales se hayan visto perjudicadas por la paternidad, por ejemplo) también se reconocerá al progenitor.

Además, quieren «favorecer el ahorro privado aumentando el límite deducible en IRPF por aportaciones a planes de pensiones privados hasta 5.000€. «Sería hasta 8.000€ en contribuciones empresariales o aportaciones individuales a planes de empleo», destacan desde el Grupo Popular.

Como ya adelantó el martes Casado, también exigen con enmiendas la recuperación del complemento a madres trabajadoras y respaldan la aplicación del IPC de las pensiones planteado para el próximo año.