Detenido un exconsejero por ayudas que daba su cuñada

El socialista Ángel Ojeda recibió a través de sus empresas 14,6 millones de la Junta para cursos de formación

La Razón
La RazónLa Razón

El ex director de Trabajo Francisco Javier Guerrero fue, quizás, el primero que señaló los fondos de formación como el destino de unos fondos presuntamente irregulares que podrían dejar en algo «menor» la trama de los ERE.

El ex director de Trabajo Francisco Javier Guerrero fue, quizás, el primero que señaló los fondos de formación como el destino de unos fondos presuntamente irregulares que podrían dejar en algo «menor» la trama de los ERE. El ex consejero de Hacienda Ángel Ojeda y su hijo Marcos Ojeda fueron arrestados ayer en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) y Madrid, respectivamente, por agentes de la UDEF en el marco de la «Operación Óscar», variante de la «Operación Edu», en la que se investiga un presunto fraude millonario en las ayudas para la formación.

Según fuentes policiales, ayer fueron detenidas ocho personas –vinculadas al entramado empresarial de Ojeda– en las provincias de Cádiz, Sevilla, Málaga y Madrid. La detención de Ángel Ojeda y su hijo se produce después de que un informe de la UDEF remitido a la Fiscalía Anticorrupción de Málaga apuntara las primeras conclusiones de los investigadores tras recibir una denuncia de la Seguridad Social avisando de un presunto fraude en las ayudas para la formación de trabajadores y que no habrían cumplido con el requisito de formalizar contratos para un 60% del alumnado, como estipulaba el programa de subvenciones de la Junta. Según la Policía, a partir de 2009 las empresas de Ojeda se centraron en las subvenciones, señalando que sus sociedades habrían recibido de la Dirección General de Formación Profesional 14,6 millones. Hasta tres empresas vinculadas a Ojeda habrían participado en la formación de los 2.000 ex trabajadores de Delphi. Según las investigaciones del juzgado de Instrucción 3 de Cádiz, el ex consejero llegó a controlar 19 millones sólo en 2010 por ayudas para cursos de los ex empleados de Delphi. Las subvenciones eran concedidas por un departamento de la Junta dirigido por su cuñada, ya destituida. El detenido pudo manejar más de 50 millones para cursos que, según la Policía, eran «una ficción». Varias asociaciones sin ánimo de lucro controladas por Ojeda recibieron en un día (16 de diciembre de 2010) cerca de 7,3 millones para la formación de los ex de Delphi. El modus operandi de la «Operación Óscar» en Cádiz sería similar a la «Operación Edu» en Málaga. Se esperan nuevas actuaciones en otros puntos.

Una denuncia anterior

En febrero, el PP de Andalucía ya denunció que la directora general de Formación Profesional de la Junta, Teresa Florido, había concedido 102 ayudas para la formación al entramado empresarial de su cuñado y ex consejero andaluz Ángel Ojeda por valor de más de 25 millones. En julio, un informe de la UDEF reveló que hubo una desviación «sistemática» de fondos públicos, y el PP vinculó a Ojeda con esta trama. Ángel Ojeda Avilés, ex consejero de Hacienda de la Junta entre 1987 y 1990, nació en Jerez de la Frontera, el 17 de febrero de 1949. El ex alto cargo dirige desde hace años la empresa Prescal, especializada en formación y consultoría, ubicada en el parque aeronáutico Aerópolis, en La Rinconada (Sevilla). Durante varios años ejerció la presidencia de la Asociación de Empresas Aeronáuticas de Andalucía. La juez Alaya, que investiga también parte de las irregularidades en los cursos de formación y ya investiga a Ojeda en la causa sobre las ayudas a UGT, imputó recientemente al ex titular de Empleo Antonio Fernández, en relación con las ayudas para los ex trabajadores de Delphi. Antonio Fernández está citado a declarar el 16 de octubre. La Fiscalía Anticorrupción avala el escrito policial porque tras investigar el fraude en Málaga (donde señaló que el 85% de los beneficiarios de cursos inspeccionados vulneró la ley), comprobó que se captaban fondos en otras provincias. Almería está en el punto de mira, donde las empresas de formación recibieron en tres años 212 millones y en el SAE, que adjudicó 118 millones.