El anunciado final de los «consellers irreductibles» de Puigdemont

Tras semanas de piruetas políticas salpicadas de tensión ha llegado el final para todos.

Carles Puigdemont y el que fuera su gobierno
Carles Puigdemont y el que fuera su gobierno

Cesados Puigdemont, Junqueras y todos sus consejeros en aplicación del artículo 155, los departamentos que componen el Govern quedarán en manos del Gobierno central

El pasado 3 de julio, Carles Puigdemont destituyó de forma fulminante al que fuera consejero de Empresa Jordi Baiget, que dijo estar preparado para la cárcel si la Justicia actuaba contra él, pero no a tener que hacer frente con sus propiedades a una posible multa. Era un aviso a navegantes para todo aquel que se desviara de la línea oficial del PDeCAT, el partido heredero de Convergència embarcado desde 2012 en un giro hacia la independencia sin vuelta atrás. En favor de un gabinete de secesionistas a toda prueba siguió una purga con la salida de otros tres consejeros: Jordi Jané (Interior); Neus Munté (portavoz y consejera de Presidencia) y Meritxell Ruiz (Educación). Conscientes de que el Estado se planteaba acciones políticas y judiciales –incluido un patrimonio conjunto de más de 3,3 millones de euros a pagar de sus bolsillos– quienes no estaban dispuestos a seguir el desafío se apearon del Palau. El resto siguió adelante en la deriva hacia la «desconexión» con España. A última hora renunció Santi Vila y estuvieron a punto Meritxell Borrás (ambos del PDeCAT),Toni Comín y Carles Mundó (ERC), que se quedaron con los irreductibles. Con la aplicación del 155, sus departamentos quedan en manos del Gobierno central. Tras semanas de piruetas políticas salpicadas de tensión ha llegado el final para todos.

Carles Puigdemont. Presidente

Nacido en Amer (Gerona) en 1962. Cursó estudios de Filología Catalana y desarrolló su carrera periodística en «El Punt», donde llegó a ser redactor jefe. También fue director de la Agencia Catalana de Noticias (ACN). Diputado en el Parlament desde 2006, fue alcalde de Gerona de 2011 a 2016, cuando fue investido president. En ese momento se comprometió a «dejarse la piel» por la independencia al afirmar que «no es tiempo para cobardes». Ya predicaba la ruptura con España cuando el fundador de su partido, Jordi Pujol, trataba con displicencia a los cachorros de CDC que, como él, defendían que «Catalonia is not Spain». Llegó al cargo tras anunciar su antecesor, Artur Mas, que no optaría a la reelección. Los giros y cambios de estrategia de Puigdemont no tienen parangón en la política más reciente.

Oriol Junqueras. Vicepresidente y consejero de Economía

Nacido en Barcelona en 1969, asegura que se hizo independentista a los ocho años. Es licenciado en Historia Moderna y doctor en Historia del Pensamiento Económico, aunque su currículum en este campo es muy inferior al que tenía su antecesor, Andreu Mas-Colell. Se define como creyente católico, una rareza en un partido de izquierdas como el republicano. Ha sido eurodiputado de ERC en la Alianza Libre Europea entre 2009 y 2011. Desde entonces y hasta enero de 2016 fue alcalde de Sant Vicenç dels Horts, de donde era concejal desde 2007. Presidente de ERC desde 2011, se convirtió en vicepresidente del Govern y consejero de Economía y Hacienda el 14 de enero de 2016, cuando ostentó por primera vez un cargo gubernamental desde que en 2009 saltara de la docencia universitaria a la arena política.

Santiago Vila. Consejero de Empresa

Nacido en Granollers en 1978, el ex alcalde de Gerona se declara catalanista, pero niega ser nacionalista. Su estrategia es la moderación. Cree firmemente en que Cataluña y España deben conseguir una relación basada en el diálogo y lo demostró, por ejemplo, con sus buenas relaciones con la ministra de Fomento, Ana Pastor. Dice sentirse cómodo con España. Historiador y escritor, en 2014 atrajo la atención por protagonizar la primera boda homosexual en el Govern. Fue el primero en caer tras presentar el jueves su dimisión.

Antoni Comín. Consejero de Salud

Forma parte del Govern desde enero de 2016. Nacido en Barcelona en 1971, es licenciado en Filosofía y en Ciencias Políticas por la UAB. Fue militante del PSC entre 2011 y 2014 y fue diputado en el Parlament catalán por esa formación. En 2015 se presentó como independiente en la lista de Junts pel Sí por Barcelona y salió elegido. Es hijo del pensador y político Alfonso Comín, diputado en la I Legislatura al Parlamento de Cataluña por la provincia de Barcelona en las listas del PSUC.

Meritxell Serret. Consejera de Agricultura

Nacida en 1975 en Vallfogona de Balaguer (Lérida) y licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración, fue concejal de su municipio. Miembro de la ANC y coordinadora de incidencia política, a nivel profesional siempre estuvo vinculada con el sector agrario y el desarrollo rural. Entró en el Govern en 2016, cuando se convirtió en la primera mujer en asumir esta consejería. Junto a Romeva, Mundó, Bassa y Comín forma el núcleo de los más comprometidos con el president.

Clara Ponsatí. Consejera de Educación

Economista de 60 años, miembro del secretariado de la ANC, es una firme partidaria del referéndum como única salida para Cataluña que ejercía como profesora de Economía en Escocia cuando regresó con la misión de facilitar la apertura de los colegios electorales el 1-O. Durante la presentación del curso escolar demostró estar lejos del nivel que debería tener alguien en su cargo al ser incapaz de comunicarse fluidamente en castellano. «Tengo poca práctica con esto del español, pero lo domino», aseguró.

Raül Romeva. Consejero de Exteriores

Nació en Madrid hace 46 años. Analista, economista, profesor y ecologista, fue militante de ICV durante casi 20 años y eurodiputado durante 10, pero dejó el escaño y el partido en 2014 por sus convicciones independentistas. Miembro de Òmnium Cultural desde 2015, encabezó ese año la candidatura de Junts pel Sí. Sus visitas internacionales han sido numerosas pero de perfil bajo. Su encuentro institucional de más alto nivel se produjo en mayo de 2016 con Vong Sauth, ministro de Asuntos Sociales de Camboya.

Josep Rull. Consejero de Territorio

Nació en 1968 en Tarrasa (Barcelona). Licenciado en Derecho, casado y con dos hijos, empezó a militar en Convergència en 1986. Diputado del Parlament desde 1997, fue el látigo del conseller de Política Territorial Joaquim Nadal durante el tripartito. Independentista precoz, fue elegido para pilotar y coordinar el futuro de la formación a dos meses para la consulta del 9-N de 2014. Es uno de los consejeros que despliega un discurso independentista más vehemente. Se le considera cercano a Oriol Pujol.

Carles Mundó. Consejero de Justicia

Nacido en Vic en 1976, atesoraba gran experiencia en la gestión política cuando llegó al Govern. Licenciado en Derecho, fue uno de los promotores de Drets.cat, la asociación que denuncia los actos de catalanofobia, sobre todo, en Twitter, donde es usuario activo. En el ámbito municipal fue concejal de su pueblo, Gurb. En mayo de 2016 contrató a dedo a dos asesoras con un sueldo cada una de 60.400 euros al año. Fuentes de su departamento subrayaron el perfil «técnico y profesional» de ambas.

Joaquim forn. Consejero de Interior

Nacido en Barcelona en 1964. Licenciado en Derecho, tras los Juegos Olímpicos se concentró en su carrera política dentro de CDC. Concejal desde 1999, en julio pasó de ser la mano derecha de Xavier Trias en el ayuntamiento al hombre al frente de los Mossos d’Esquadra el 1-O. Él, que había sido golpeado por la Policía durante una manifestación contra el Día de las Fuerzas Armadas en el año 2000. Casado, con dos hijas, tuvo que enfrentarse al doble atentado terrorista de este verano en Barcelona al mes de su nombramiento.

Lluís Puig. Consejero de Cultura

Nacido en Terrassa en 1959, fue bombero profesional entre 1981 y 1991 y recibió en 1984 el Premio Nacional de Danza. A las puertas del verano y tras la marcha de Jordi Baiget, Puigdemont echó mano de un viejo conocido: fue concejal de cultura del Ayuntamiento de Gerona cuando el president fue alcalde de la ciudad. Elegido al final de la legislatura, poco ha podido demostrar un dialogante y cordial Puig de perfil bajo que se encontró con el contencioso con Aragón a cuenta del monasterio de Sijena como gran reto.

Jordi Turull. Consejero de Presidencia

Nació en 1966 en Parets del Vallés (Barcelona). Licenciado en Derecho, comenzó a militar en CDCa los 16 años. Diputado desde 2004, el 8 de abril de 2014 fue uno de los tres designados por el Parlament para defender en el Congreso la celebración de un referéndum pactado sobre el futuro de Cataluña. Representa a Junts pel Sí desde 2015. Casado y con dos hijas, se convirtió en uno de los fieles de Puigdemont al sustituir este verano a Neus Munté y ha sido una de las voces más críticas con La Moncloa.

Meritxell Borràs. Consejera de Gobernación

Nacida en Hospitalet de Llobregat (1964), es hija de uno de los fundadores de Convergència Democrática de Cataluña. Licenciada en Farmacia y máster en Gestión Empresarial, ha sido concejala de su localidad natal y tiene una dilatada experiencia como diputada, aunque ahora no lo es. Llegó a ser número 3 en las listas de CiU en el Parlament. El pasado julio, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) admitió a trámite la querella de la Fiscalía contra ella por la compra de urnas para el referéndum ilegal del 1 de octubre.

Dolors Bassa. Consejera de Trabajo

Maestra y psicopedagoga, nació en Gerona en 1959. Asumió responsabilidades sindicales con UGT y fue concejala en el Ayuntamiento de Torroella de Montgrí por Esquerra. En 2015 fue elegida diputada en el Parlament en la lista de Junts pel Sí. Como los demás miembros del Govern, se encuentra investigada por la Fiscalía del TSJ de Cataluña por presuntos delitos de prevaricación, desobediencia al Tribunal Constitucional y malversación de caudales públicos, tras firmar el decreto para convocar el referéndum del 1-O.