El PNV no ve «señal» de posibles nuevos pasos de ETA

La Razón
La RazónLa Razón

La presidenta del BBB del PNV, Itxaso Atutxa, ha reconocido no ver "ninguna otra señal"respecto a la posibilidad de que ETA dé nuevos pasos, aunque "un movimiento "unilateral"de la banda "pondría casi en jaque al Gobierno". Asimismo, ha subrayado que la ponencia de paz del Parlamento vasco "no se puede dar por muerta"y ha abogado por "no romperla", aun en el caso de que el PSE-EE no continuara en ella.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, la dirigente jeltzale ha valorado, además, el Foro por la Paz impulsado desde el Consistorio donostiarra, aunque ha defendido el que se trata de un foro "amplio en el que puedan participar todas las fuerzas políticas y sociales".

Tras reconocer que se viene hablando desde junio respecto a que en septiembre u octubre ETA pudiera dar "algún paso", Atutxa ha advertido no obstante que la propia izquierda abertzale, "que podía tener una información más veraz que los demás, por cercanía, parece que nos desmiente después". "No vemos ahora ninguna otra señal y espero que sí haya algo. Ante la posición del Gobierno español, ETA tampoco avanza y lo que se da es un inmovilismo absoluto por parte de los dos frentes. Un movimiento unilateral de ETA pondría casi en jaque al Gobierno. El Gobierno en estos momentos no parece estar muy dispuesto", ha considerado.

Asimismo, ha advertido de que la ponencia de paz en el Parlamento "no se puede dar por muerta"y el PNV luchará "no sólo para que no muera, sino para que se reactive". "Lo que falta es que otros partidos se reenganchen. El PP se ha quedado fuera y ahora es el PSE-EE quien muestra más frialdad. Espero que en septiembre, con la reanudación del curso político, se pueda volver a retomar porque en algún punto tendremos que encontrar encuentros para poder hablar", ha añadido. En este sentido, ha mostrado su deseo de que los socialistas no abandonen la ponencia y, en tal caso, ha reconocido que aboga por "los microacuerdos". "Con cualquier acuerdo, aunque sea entre pocos, y un acuerdo Bildu-PNV es importante en cuanto a representatividad de las fuerzas parlamentarias, yo no rompería algo que, por lo menos, es un germen de posibles acuerdos a los que otros se pueden sumar", ha añadido.

En lo que respecta a la Conferencia de Paz impulsado desde el Consistorio donostiarra, Atutxa ha incidido en que su formación siempre valora "cualquier paso que se dé en este sentido", aunque ha defendido el que se trata de un foro "amplio". "Es una propuesta institucional del Ayuntamiento de San Sebastián y nunca negaremos nuestra participación en cualquier evento en que se pueda aportar algo", ha indicado, aunque ha matizado de que "se trata de que sea algo plural, por lo que espero que el encuentro se plantee como algo amplio en que puedan participar todas las fuerzas políticas y sociales".

Respecto a las relaciones entre los Gobiernos español y vasco, la dirigente jeltzale ha lamentado que el Ejecutivo central y el presidente, Mariano Rajoy, estén "con la cabeza en otros temas muy preocupantes como partido y Gobierno", por lo que "parece no tiene tiempo para temas internos como la paz en Euskadi". "Nuestra relación con el PP en Madrid es amistosa y fluida, pero en la contrapartida no hallamos respuestas concretas. Lo que esperamos son respuestas más que buenas palabras y gestos amables", ha solicitado.

Por otro lado, el alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, ha asegurado que "siempre"le "sorprende"toda opinión de quien "no ve con buenos ojos una aportación a la paz", en respuesta a las declaraciones del Obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, el pasado jueves en la Misa Mayor. En declaraciones a los medios, en una rueda de prensa celebrada en San Sebastián sobre el balance de la Semana Grande, Izagirre ha considerado que "cada uno en su ámbito, lo que tiene que hacer es aportar y no poner trabas". Asimismo, ha aclarado que el objetivo de esta conferencia que se celebrará el próximo octubre en la capital guipuzcoana es "aportar en positivo en el proceso de construcción de paz que vivimos en este país", porque consideran que "desde lo local también podemos aportar". Además, el alcalde ha destacado que el "único objetivo"de la conferencia es conocer experiencias que existen en otras ciudades del mundo, que viven en conflictos o han vivido en conflictos y como lo han vivido, por lo que, a su juicio "poner pegas a una organización de este tipo no aporta nada en positivo al proceso de normalización que vivimos en este país".

Barreda cree que se «prepara una nueva mascarada» bajo la Conferencia de Paz

El portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, Leopoldo Barreda, cree que se "prepara una nueva mascarada"bajo la fórmula de conferencia de paz que se celebrará en octubre en San Sebastián y que sólo servirá para "justificar la trayectoria"de ETA. Además, ha advertido de que "no hay nada intermedio a la exigencia de disolución incondicional"de la banda.

En declaraciones a Europa Press, Barreda ha manifestado que lo que se observa, en estos momentos, es que "ETA se niega a disolverse o no da ningún paso en la dirección"de su desaparición". "Y no se trata de abrir debate sobre aspectos parciales o aumentar el montaje de propaganda que parece que se prepara en relación con una nueva conferencia en San Sebastián, sino, simplemente, dejar claro que la única posición posible en democracia es la exigencia en la disolución incondicional de ETA", ha apuntado. En esta línea, ha señalado que ello significa que tiene que "renunciar a imponer cualquier tipo de condicionamiento para el futuro de este país y que condene toda la trayectoria de la organización, que reconozca el daño causado y que quienes tengan pendientes de responder por sus crímenes ante los tribunales, que lo hagan". "Es el único escenario posible en democracia. Todo lo demás es rebajar la democracia y condicionar nuestro futuro a las pretensiones de ETA", ha añadido. En este sentido, ha subrayado que, en lo que dependa del PP, "eso no va a suceder". "Esa es, desde luego, la posición del Gobierno y del PP, y creemos que es la posición que mejor sirve a una sociedad democrática. Por tanto, disolución incondicional y lo demás son debates interesados que pretenden llevar agua al molino de Bildu-Batasuna, y justificar la trayectoria de la organización terrorista que ha sido una amenaza permanente en este país durante el último medio siglo", ha indicado.