El PSOE desmantela la Fundación Ideas

La dirección del PSOE asume que la marca de la Fundación Ideas "murió"tras el escándalo por los pagos fraudulentos a la escritora Amy Martin y que arrastró al director general, Carlos Mulas.

Así lo reconocen en la dirección federal del PSOE después de que el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, expusiera ante la Comisión Ejecutiva los ejes de la "reestructuración profunda"de la Fundación.

Esa reestructuración pasa por transferir las labores que hasta ahora desarrollaba Ideas a otras fundaciones y conectar todos sus trabajos a las correspondientes secretarías de área de la Ejecutiva (Política Internacional, Formación y Programas).

Con ello, Rubalcaba espera que la gestión de esos trabajos sea "más controlable"y evitar posibles episodios futuros como el de Amy Martin.

En la práctica, y aunque Rubalcaba no utilizó ese término, los socialistas reconocen que la "reestructuración"implicará la desaparición de la Fundación Ideas como tal.

La marca, alegan, estaba "muerta"a raíz de ese escándalo por el descrédito que supuso para la Fundación.

De hecho, el propio Rubalcaba subrayó que ese episodio fue "muy malo"no tanto en términos cuantitativos, porque el dinero defraudado al PSOE fue devuelto, sino en términos políticos.

La dirección deberá definir ahora qué fundaciones asumen el trabajo de Ideas y con qué organigrama, así como el papel que tendrá Jesús Caldera, hasta ahora máximo responsable ejecutivo de la Fundación y secretario de Estudios y Programas de la Ejecutiva. La intención de Rubalcaba, según explicó él mismo, es que todo ello esté definido y en funcionamiento el uno de enero del próximo año.