El TSJA deja a los ex consejeros de la Junta en manos de la jueza Alaya

«Del mismo modo que este instructor –el magistrado del TSJA Miguel Pasquau– no ha podido alcanzar una convicción suficiente como para dictar un auto de transformación de las diligencias previas –del “caso ERE”– en procedimiento abreviado, con la consiguiente inculpación de los acusados –los aforados autonómicos implicados–; tampoco ha podido alcanzar dicho grado de convicción para acordar su sobreseimiento, por lo que no queda más opción que remitir la causa, tal y como está, al órgano competente para la prosecución» del proceso. Así lo argumenta y así lo ha hecho. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha devuelto a la instructora originaria, la jueza Mercedes Alaya, la causa de los ERE, después de que los cuatro ex consejeros de la Junta señalados en la misma –Antonio Ávila, Carmen Martínez Aguayo, Francisco Vallejo y Manuel Recio– hayan perdido la protección del fuero al quedarse al margen del Parlamento de la X Legislatura andaluza. Pasquau no ha podido decidir sobre la inculpación o exculpación de los ex diputados dada la brevedad del tiempo que ha tenido para dirigir unas actuaciones abiertas este mismo año que sí han servido, con todo, para aportar elementos al caso como las declaraciones de tres de los cuatros señalados: Ávila, Aguayo y Vallejo. Sí deja claro que, de momento, no procede acordar el archivo de la causa contra ellos. A partir de ahora, Alaya podrá llamarlos a declarar como imputados en cualquier momento.