Hernando pedía 62.500 euros por asesorar al PRD y 100.000 para Blanco

El ex ministro José Blanco formaba parte del equipo asesor, por lo que cobraría otros 100.000. En un documento al que ha tenido acceso LA RAZÓN consta cómo iban a ser los pagos

El portavoz del PSOE en el Congreso elaboró un presupuesto para la campaña de 2014. El diputado presentó esta oferta mientras cobraba 4.730 euros al mes por su labor en el Congreso. Utilizaba la reputación del ex ministro como carta de presentación para ser contratado en Panamá

MADRID-El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, pidió 62.500 euros, y el eurodiputado José Blanco, 100.000, en mayo de 2014 a cambio de asesorar al Partido Revolucionario Democrático en Panamá y a su candidato Juan Carlos Navarro, que se presentaba a las elecciones generales, según informaciones a las que ha tenido acceso LA RAZÓN.

Hernando, al ofrecer sus servicios de consultoría como diputado en el Congreso, también solicitó el pago de billetes de ida y vuelta de España a Panamá; y Blanco exigía los pasajes y los gastos de estancia. En concreto, dentro de la propuesta de asesoramiento para la campaña electoral, que hicieron llegar bajo la empresa Grupo Clave, creada para tal efecto, utilizaban como carta de presentación el hecho de que Blanco, entonces diputado, había sido portavoz del Gobierno de España y ministro de Fomento; que había dirigido las campañas de las elecciones generales de 2004 y 2008, que llevaron a José Luis Rodríguez Zapatero a la presidencia del Gobierno, y que también había dirigido las campañas de las elecciones al Parlamento Europeo y a las elecciones municipales y autonómicas de 2003 y 2007. Expresamente reconocían que el Grupo Clave estaba integrado por «un equipo de personas que han colaborado con José Blanco a lo largo de diez años y que tienen experiencia en la dirección, coordinación y gestión de campañas electorales». «Grupo Clave Statecraft se propone colaborar con el candidato a la presidencia del Gobierno de Panamá en las elecciones presidenciales de mayo de 2014, así como ayudar a la dirección del PRD a coordinar las campañas y mensajes de los diferentes voceros y candidatos del partido», señala la documentación a la que ha tenido acceso este periódico.

En su presupuesto se piden 100.000 euros como honorarios para Blanco. Incluyen los gastos de desplazamiento y la estancia del ex ministro (billetes de avión y gastos de residencia). Y, dentro del apartado de gastos de personal, pedían para uno de sus colaboradores 7.000 euros netos al mes, del 1 de septiembre al 30 de mayo de 2014 (5.000 en concepto de salario y 2.000 en concepto de alquiler de vivienda, coche y gasolina). El coste de Antonio Hernando referido es: 5.000 euros netos al mes, del 1 de noviembre al 31 de octubre de 2014. Especifican que Hernando cobrará 3.500 euros al mes entre noviembre de 2013 y mayo de 2014, 5.000 euros netos al mes a partir del 1 de junio de 2014 hasta el 31 de octubre de 2014, y los 13.500 euros restantes, que corresponden a los meses de noviembre a mayo, le serán abonados al finalizar el contrato. Todo está detallado, ya que el presupuesto también exige 700 euros para el billete de avión de ida y vuelta de Hernando. Y otros 80.000 como gastos generales, apartado que incluye material informático, teléfono, material de oficina y contratación administrativa. Para el alquiler del local piden otros 20.000 euros.

En esas fechas, Antonio Hernando era diputado vocal de la Diputación Permanente del Congreso y vicepresidente segundo de la Comisión de Interior. Además de miembro destacado de la Ejecutiva del ex secretario general del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba. En el partido era el responsable de Relaciones Institucionales y Política Autonómica. Por su parte, José Blanco, ex ministro de Fomento en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y ex vicesecretario general del PSOE, era diputado y candidato al Parlamento Europeo en la lista encabezada por Elena Valenciano.

Blanco estuvo acusado de tráfico de influencias porque en 2010, siendo ministro de Fomento, su amigo y empresario José Antonio Orozco, le solicitó que influyera ante el alcalde de Sant Boi, Jaume Bosch, del PSC, para conseguir una licencia para su empresa Azkar. Tiempo después, esa causa fue archivada por la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

Antonio Hernando se defendió ayer de estas informaciones, y de su repercusión dentro de su formación, con el argumento de que estaba buscando empleo en Panamá porque su hija reside allí, y en esos momentos, se planteaba fijar su residencia en el país caribeño y abandonar su escaño en el Congreso. Cosa que nunca hizo, porque todavía lo mantiene. Su hija continúa en Panamá y él no ha abandonado la política. En el caso de Blanco, a LA RAZÓN le consta que tanto su mujer como sus dos hijos residen en Madrid, y que trató de ser contratado por el PRD en las fechas previas a las elecciones al Parlamento Europeo, que se celebraron el pasado 25 de mayo de 2014. Estas elecciones provocaron la salida de Rubalcaba de la dirección socialista por los pésimos resultados obtenidos.