La Policía no atribuye las firmas de los papeles a Lapuerta

El PP niega a Ruz que recibiera una comisión de Sacyr

Los peritos de la Policía Científica han cotejado los visés de los papeles de Bárcenas (en la imagen) con las firmas originales de Álvaro Lapuerta estampadas en diversos documentos bancarios y notariales
Los peritos de la Policía Científica han cotejado los visés de los papeles de Bárcenas (en la imagen) con las firmas originales de Álvaro Lapuerta estampadas en diversos documentos bancarios y notariales

Seis meses después, la Policía sigue sin poder certificar que las firmas estampadas en los papeles de Bárcenas sean de Álvaro Lapuerta. Al igual que sucedió entonces, los peritos de la sección de Documentoscopia de la Unidad Central de Criminalística de la Policía Científica concluyen, en un informe del pasado día 28 remitido al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, que no es posible determinar la autoría de esos visés que, según Luis Bárcenas explicó al magistrado, demostrarían que esa supuesta contabilidad «B» era supervisada por Lapuerta en su condición de tesorero del PP.

En la anterior ocasión, los agentes sólo pudieron analizar las fotocopias de esos papeles, que cotejaron con un cuerpo de escritura del propio Lapuerta. Ahora, sin embargo, los peritos han podido trabajar con los originales (aportados por Bárcenas al magistrado) y con las firmas estampadas por Lapuerta en documentos bancarios y notariales. Pero el resultado ha sido el mismo, dado que el informe sostiene que «no resulta técnicamente posible» dictaminar si esas rúbricas son de Lapuerta pues «no contienen ningún elemento gráfico, letra o dibujo personalísimo que permita identificar a su autor».

Tras un «exhaustivo estudio», los dos inspectores jefes especialistas en Grafoscopia responsables del informe concluyen que, «dadas las características del tipo de firmas y al no existir ningún parámetro de comparación» en el que basar «un cotejo que reúna garantías de certeza, no es posible atribuir» a Lapuerta «ni a ninguna otra persona» la autoría de las firmas. En su opinión, «cualquiera con un cierto dominio escritural podría haberlas realizado de habérselo propuesto».

Los peritos (que han comparado los papeles de Bárcenas con documentos con la firma original de Lapuerta de 1994 a 2007, examinando incluso originales en dos notarías de Madrid) se quejan de que las rúbricas, «de carácter breve» y trazos «ilegibles», dan más la sensación «de un dibujo expresado de forma aleatoria» que de firmas «interiorizadas por el sujeto autor de las mismas». Los trazos, añaden, «no presentan claras concordancias entre sí», no siendo posible ni siquiera llegar a establecer «si han sido extendidos o no por una misma persona» pues son de factura «completamente diferente». Todos estos obstáculos, dicen, impiden «fijar las constantes gráficas del posible autor».

Por otro lado, el PP ha remitido un escrito al juez Ruz en el que niega que la formación recibiera 200.000 euros de la empresa Sacyr a cambio de la adjudicación de una contrata municipal en Toledo, tal y como afirma Bárcenas, que entregó al magistrado un supuesto recibí firmado por el gerente del PP en Castilla-La Mancha en 2007. Pero el PP asegura que en su documentación contable no consta la entrega de esa cantidad y que el propio Cañas asegura que «en ningún caso» recibió cantidad alguna.