Las empresas incluían ya el 3% en los presupuestos de obras

Un total de veinte industrias forman el «club» al que iban las adjudicaciones

Algunas de las empresas que se beneficiaron de obras licitadas por la Generalitat de CataluÑa, o por instituciones gobernadas por CDC, incluían en los presupuestos para que les adjudicaran dichas obras lo que se podría llamar «IVA o impuesto secesionista» para financiación del partido, el 3 por 100.

Algunas de las empresas que se beneficiaron de obras licitadas por la Generalitat de Catalunya, o por instituciones gobernadas por Convergencia Democrática de Cataluña (CDC), incluían en los presupuestos para que les adjudicaran dichas obras lo que se podría llamar «IVA o impuesto secesionista» para financiación del partido, el 3 por 100.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes conocedoras del asunto, estas empresas, que contaban con que las obras se les iban a adjudicar, incluían el sobreprecio que después llegaría a CDC a través de la fundación CatDem.

Al parecer, las industrias, a efectos contables internos, preferían presentar el presupuesto sobre el total de lo que les tenían que abonar las administraciones, incluida la cantidad correspondiente a la «donación» que tenían que realizar después a través de la Fundación CatDem. Cómo se incluía ese tanto por ciento en el presupuesto, y en concepto de qué, es algo que los medios consultados no han revelado.

Nuevos datos

El ordenador del que fuera tesorero de dicha fundación y del partido, Daniel Osácar, no cesa de aportar nuevos datos sobre la trama del 3 por 100.

Los investigadores han descubierto que, en contra de lo que hacía creer el interesado, existen archivos borrados que van a ser recuperados en las próximas semanas por los especialistas de la Guardia Civil.

La impresión, según las citadas fuentes, es que en el ordenador está gran parte de la contabilidad «B» de CDC a través de Catdem, por lo que el montante del dinero ingresado por el partido, dada la magnitud de las obras licitadas en Cataluña por la Generalitat y otras instituciones, puede ascender a muchos millones de euros. «Las cantidades pueden tener muchos ceros», agregaron.

El «club», así lo denominan los investigadores, de las empresas recurrentes en las adjudicaciones, a las que se concedían la mayoría de las obras, lo componen una veintena, que se quedarían en quince ya que puede existir una relación directa entre varias de ellas. Además de Teyco, hay otras relacionadas con la construcción pero las citadas fuentes prefieren ajustar todas las evidencias antes de pedir al juez nuevas actuaciones. Entre éstas, además de los registros , se realizarían detenciones para tomar declaración a los supuestamente implicados.

Por lo que respecta al documento de Teyco que fue pasado por la trituradora en CDC, no ha aportado grandes novedades a las investigaciones. La impresión entre los agentes es que al tener conocimiento de que la Guardia Civil iba a registrar algunos despachos se procedió a triturar todos los papeles que llevaran el anagrama de la citada empresa, sin reparar en su contenido.

Algo que ocultar

El dato se cita como una evidencia más de que el que actúa de esta manera es porque tiene algo que ocultar. Teyco era una de las empresas cuya relación con Catdem y CDC se quería borrar de alguna manera, ya que es investigada por un juzgado de El Vendrell. El responsable de Teyco, Jordi Sumarroca, está imputado desde julio del 2014 por presunta corrupción en el Ayuntamiento de Torredembarra.

Durante las pesquisas, se descubrió el pago de 581.000 euros desde filiales de Teyco a dos empresas del que fuera alcalde convergente Daniel Masagué.

Por otra parte, los investigadores han comprobado, según los datos aparecidos en el ordenador de Osácar y documentos que se han incautado, que el pago del 3 por 100 de las empresas a CatDem se realizaba después de la adjudicación de la obras y no antes, como se ha dicho en algunos medios. Las industrias esperaban a tener los contratos firmados antes de desembolsar el dinero y no al revés, porque, probablemente, así se había acordado.

Otro dato que aparece en todo momento, tanto en el ordenador de Osácar como en los documentos que se han descubierto en los distintos registros, es la absoluta vinculación contable entre ambas instituciones para, entre otras finalidades, encauzar el cobro del 3 por 100 hacia Convergencia Democrática de Cataluña.