Los 14.571 votos de Patxi López que valen oro

Es el ganador moral de la integración y su perfil le asegura una cuota de poder en el nuevo ciclo.

El ex lendakari Patxi López, ayer, en Ferraz tras conocer los resultados de las primarias.
El ex lendakari Patxi López, ayer, en Ferraz tras conocer los resultados de las primarias.

Es el ganador moral de la integración y su perfil le asegura una cuota de poder en el nuevo ciclo.

No pudo evitar el choque de trenes. El ex lendakari fue el primer aspirante en dar un paso adelante en las primarias a la Secretaría General del PSOE y pronto quedó relegado a tercera vía ante la polarización de la campaña entre Pedro Sánchez y Susana Díaz. Su candidatura se concibió como un refugio del pedrismo alejado de la consigna del «no es no» y que anteponía la cultura de partido a la bilis de la confrontación, pero el salto al ruedo del ex líder le arrebató este espacio. Su perfil transversal le ha valido el 9,85% de los votos en estas primarias y su apuesta por la pacificación se ha demostrado poco atractiva para un Partido Socialista en guerra civil.

El ex lendakari tras conocer los resultados deseó «toda la suerte» al secretario general electo, Pedro Sánchez, y dijo que «mañana –por hoy– todos juntos hay que trabajar con él a la cabeza para recuperar el PSOE». En una breve comparecencia sin preguntas en Ferraz, López dio por «acabado el proceso interno» de su partido y defendió que ahora «los ciudadanos están esperando fuera» a los socialistas para que consigan hacer del partido la «referencia de la izquierda».

Al contrario de lo que pudiera parecer, López –aunque perdedor– puede ser quien más rédito saque de este proceso. Las huestes patxistas serán claves y los votos de sus delegados, muy codiciados para sacar adelante las enmiendas de uno u otro lado en el 39º Congreso federal.

Los intentos de Sánchez de absorberle en su candidatura, asumiendo parte de su programa, o la excesiva cercanía con Susana Díaz que se escenificó en el debate entre los tres candidatos dan buena cuenta de la capacidad del ex lendakari para adaptarse en el nuevo escenario que han arrojado las primarias. López trabajará de forma leal junto al vencedor, con el valor añadido de que al contrario que éste, el vasco sí es diputado en el Congreso de los Diputados, lo que podría darle un protagonismo inesperado.

Las tesis de López y su perfil unificador son vistas con buenos ojos entre una militancia que espera que estas primarias puedan cerrar la brecha que desangra al PSOE desde hace meses. Además, el ex lendakari funcionará como balanza equilibradora entre estos dos bloques en el 39º Congreso ante un resultado tan ajustado.

En el proceso de elección de delegados cobran relevancia los aparatos territoriales y el diputado vasco heredó los apoyos de Sánchez a este nivel, aunque algunos de sus pilares como Baleares y Murcia le abandonaran en el último momento en favor de una candidatura de unidad con Sánchez que no se produjo. El porcentaje de apoyos que mueve el ex lendakari será decisivo para que triunfen las enmiendas al nuevo proyecto del PSOE, por lo que en el proceso de negociación que sentará las bases del mismo, podrá granjearse cierta cuota de poder. Para tener voz en el Congreso federal es necesario alcanzar el 20% de una delegación: País Vasco, La Rioja, Madrid, quizás Murcia, sin descartar Castilla y León, se antojan sus refugios porque en esta elección de delegados la incidencia del aparato es importante. Lo sabremos en breve, porque los «congresillos» arrancan el miércoles 24 de mayo. Desde las candidaturas rivales se asegura que, a pesar de verse desplazado en campaña, López no se retiró pensando en el día después.