Política

Los soberanistas se mofan y dicen que no hubo «móvil político»

Cs denunciará por delito de odio la agresión de una mujer que quitaba lazos amarillos en Barcelona

Imagen de un cartel publicitario con un lazo amarillo/Shooting
Imagen de un cartel publicitario con un lazo amarillo/Shooting

Las formaciones constitucionalistas tomaron cartas en el asunto y plantearon iniciativas tras este suceso, mientras que el presunto agresor explicó su versión de los hechos.

La agresión de un hombre a una mujer mientras retiraba lazos amarillos en Barcelona siguió coleando ayer. Las formaciones constitucionalistas tomaron cartas en el asunto y plantearon iniciativas tras este suceso, mientras que el presunto agresor explicó su versión de los hechos. Cs anunció que presentará una denuncia ante la Fiscalía por un delito de odio, el PP informó de que abrirá un oficina para asesorar a todos aquellos denunciados o agredidos por retirar lazos amarillos y el agresor, Joan Bautista G., rechazó que su incidente se produjera por motivos políticos.

Así lo explicó a TV3, donde aseguró que él acudió a recriminar a la mujer una actitud incívica al ver que estaba retirando lazos amarillos de la verja que circunda el parque de la Ciutadella y los estaba tirando al suelo. Una versión que choca con la del marido de la agredida, quien explicó que ellos en ningún momento habían tirado nada. «Nosotros veníamos del lado contrario donde estaban los lazos en el suelo», expresó en declaraciones a este diario. Asimismo, Joan Bautista G. acusó también a la mujer de haberle agredido y reconoció que se equivocó con su reacción violenta.

La líder de Cs, Inés Arrimadas, también anunció que este próximo miércoles convocará una manifestación en apoyo a la mujer agredida, que al cierre de esta edición tampoco había presentado la denuncia antes los Mossos d'Esquadra al seguir convaleciente de la agresión. Por su parte, el líder del PP en Barcelona, Alberto Fernández, censuró que los lazos amarillos se están convirtiendo en una «soga» a la convivencia. Finalmente, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también reaccionó ayer por la tarde y condenó la agresión, aunque reclamó «prudencia» para no generar «confusión».