Política

Madre del teniente de Alsasua: "El odio a la Guardia Civil ya estaba, pero ahora es más visible"

Recuerda que la agresión partió el tobillo a su hijo y destaca que la familia de María José vive en continuos insultos en el pueblo

Recuerda que la agresión partió el tobillo a su hijo y denuncia que a su familia la siguen acosando en el pueblo

Publicidad

El Tribunal Supremo rebaja las penas a los condenados por el caso Alsasua

El Tribunal Supremo revisa las condenas de hasta trece años de cárcel a los ocho jóvenes acusados de pegar una paliza a dos agentes de la Guardia Civil y a sus parejas en la localidad navarra de Alsasua en octubre de 2016.

Publicidad

La madre del teniente agredido, Inmaculada Fuentes aseguró a La Razón que mantiene la confianza "de que no se cambie nada, que sigan las penas tal y como están en todos los condenados, que cumplan las penas íntegras".

Publicidad

Ante si ha aumentado el odio tras la agresión a su hijo asegura que "ese odio ya estaba, lo que pasa que ahora es más visible. Antes se hacía igual el "Ospa Eguna"pero no había visibilidad"y destaca que al "no habernos callado es más visible lo que está ocurriendo. Ese odio ya estaba". La madre del teniente recuerda que cuando ocurrió todo, en aquel momento "me cambió la vida totalmente, me la puso patas arriba".

Destaca que "ellos han intentando con recursos que se les excarcele, consideran que es demasiado tiempo, que es un montaje policial..."pero asegura que ella y su familia "siempre hemos confiado en la justicia. Siempre te queda la preocupación de que se les mejoren sus condenas, pero a nosotros nos parecen condenas justas". Inmaculada Fuentes indica que ellos reducen o intentan reducirlo todo a "que fue un tobillo roto, pero no, esa es la última consecuencia". Porque "lo que ha llevado a ese tobillo roto viene de muy atrás, que culmina con esta agresión que no fue fortuita ni fue una pelea de bar, queda demostrada en la sentencia que fue por el odio y animadversión a la Guardia Civil, pero podría haber sido peor". "Me duele cada vez que dicen eso de total, por un tobillo roto”.

La madre de Óscar destaca que rota también se quedó la familia de María José y ella. "Les han partido la vida y viven en continuos insultos. Su familia se encuentra a diario con carteles de que el pueblo no perdona"y "simplemente por elegir a quién se quiere como pareja. Es una sociedad muy machista donde te dicen a quién puedes elegir y a quién no".