Otegi avisa de que Bildu "va a decidir en todo"en Navarra

Las bases socialistas refrendaron el pacto con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezquerra que hará presidenta a Chivite con la necesaria abstención de los abertzales.

Las bases socialistas refrendaron el pacto con Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezquerra que hará presidenta a Chivite con la necesaria abstención de los abertzales.

A. Rojo - El «pacto de la vergüenza» entre el Partido Socialista de Navarra y el resto de fuerzas de la izquierda (con la siniestra abstención de los proetarras de Bildu al fondo) sigue dando pasos lentos pero seguros y parece que ni siquiera la contundente repulsa del PP y sus amenazas de cortar relaciones con el PSOE serán capaces de impedir la investidura de María Chivite como presidenta del Gobierno de Navarra.

Finalmente fue un 89,34 % de los afiliados del PSN los que dieron su apoyo a la conformación de «un gobierno de progreso» encabezado por Chivite, según fuentes del partido, que revelaron que el 10,16 por ciento votó «no» y un 0,5 por ciento en blanco. En una nota, Chivite agradeció «la participación y el apoyo» de la militancia, «que ha respondido con el compromiso que siempre demuestra ante cualquier proceso interno».

Por su parte, otro de los interlocutores del acuerdo, Podemos, abrió el sábado a sus militantes sus propias votaciones, en este caso de forma telemática y con un plazo de dos días hasta el lunes a las 20:00 horas, para que los inscritos de la formación morada ratifiquen el acuerdo de programa y la presencia con un consejero en el Gobierno de Navarra que presidirá Chivite.

El acuerdo entre PSN, Geroa Bai, Podemos e I-E sumaría 23 de los 50 escaños de la Cámara, por lo que en última instancia, para obtener más votos a favor que en contra respecto a los 20 escaños de Navarra Suma, el nuevo cuatripartito necesitaría la abstención de EH Bildu (siete escaños).

Al respecto, las bases de EH Bildu también serán consultadas pero ya cuentan con la recomendación de la dirección del partido abertzale de posicionarse en favor de «posibilitar la investidura del Gobierno de coalición acordado por PSN, Geroa Bai y Podemos a través de las abstenciones que sean necesarias», informa Efe. En este sentido, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, expresó su postura favorable a «facilitar», aunque sin «dar un cheque en blanco», la conformación de un Gobierno de Navarra presidido por la socialista María Chivite, con el objetivo de «frenar» políticas «autoritarias». Así lo anunció ayer domingo en una entrada en su blog el dirigente de EH Bildu. En el texto, Otegi recuerda que EH Bildu «se comprometió» a que sus votos y escaños «servirían para frenar el acceso de las opciones autoritarias a cualquier institución de nuestro país y también del Estado». Además afirmó que es «estúpido además de irresponsable» el veto ya que la formación abertzale «decidirá sobre todas y cada una de las propuestas que hará el ejecutivo» de ahora en adelante.

De igual parecer se mostró Izquierda Socialista, corriente de opinión interna del PSOE, que respaldó este domingo las gestiones de los socialistas navarros para un gobierno progresista y plural en la Comunidad foral y rechazó los «intentos de coacción a nivel estatal» de PP y Cs para frustrar la investidura de María Chivite. En un comunicado, Izquierda Socialista subrayó que la investidura de Chivite como presidenta de Navarra cuenta «con toda la legitimidad democrática y recoge el sentir mayoritario de la sociedad navarra, libremente expresada en las últimas elecciones».