Política

Podemos desbanca al PSOE como segunda fuerza política, según el CIS

La Razón
La RazónLa Razón

La formación liderada por Pablo Iglesias desbanca de la segunda posición al PSOE y se coloca a 3,4 puntos del Partido Popular, que ganaría las elecciones de celebrarse hoy.

Faltaba la confirmación y ya está aquí. Podemos arrebata la segunda posición al PSOE y se coloca a 3,4 puntos del Partido Popular, que ganaría las elecciones de celebrarse hoy. Así se refleja en el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado en enero sobre estimación de voto. El PP, con el 27,3 por ciento de los votos se alzaría con la victoria, seguido de la formación que lidera Pablo Iglesias (23,9%) y el PSOE, relegado a la tercera posición del ránking político, con el 22,2 por ciento de los sufragios.

El «efecto Sánchez» ha perdido eficacia, a tenor de los pésimos resultados. Si bien el PP se mantiene como primera fuerza política, apenas baja un 0,2 por ciento respecto al barómetro de octubre, los socialistas de Pedro Sánchez no consiguen la remontada. Lejos de eso caen 1,7 puntos. Una situación aprovechada por Podemos que le da la vuelta al marcador y le arrebata la segunda plaza al PSOE, al subir 1,4 puntos.

Si lo que se mira es el voto directo, la brecha que ha abierto Podemos en el panorama político español es aún mayor.

Al igual que en los dos anteriores sondeos del CIS, Podemos es la primera fuerza política en voto directo, citada por un 19,3 por ciento, por delante del PP con el 12,9 (1,2 más que en octubre), y del PSOE, que con un 12,4 pierde 1,9 puntos.

Es decir, adelanta a los populares en 6,4 puntos y al PSOE en 6,9, y eso que cuando se pregunta a los encuestados por cuál partido siente más simpatía gana el Partido Socialista (16,6) a Podemos (15,9) y al PP (14,4).

Los socialistas le quitan hierro a su descenso e incluso su portavoz en el Congreso, Antonio Hernando, confiesa su "desconfianza por la cocina"de la encuesta del CIS, que coincide -ha dicho- con la "estrategia del PP de ningunear al único partido que le puede sustituir en el Gobierno".

El PP lo niega y, en palabras de su portavoz, Rafael Hernando, lo que le preocupa no es Podemos ni el PSOE, sino su verdadero adversario que es la abstención.

Mientras Hernando mantiene que "no le asusta"Podemos, el partido de Iglesias ve en el último CIS la confirmación de que el cambio político es "irreversible"y de que ellos son la única "alternativa al PP".

"Si la progresión de los resultados que hemos venido cosechando en los últimos meses se mantiene de aquí al otoño, es evidente que vamos a ganar y vamos a ganar de manera muy contundente al PP", ha dicho la secretaria de Análisis Político y Social de Podemos, Carolina Bescansa.

Muy alejado y, pese a un ligero ascenso, se sitúa Izquierda Unida. La formación liderada ahora por Alberto Garzón se queda en el cuarto puesto, con una estimación de voto del 5,2 por ciento. Cierto es que respecto a la última encuesta del CIS habría subido 0,4 décimas, pero lejos queda el 8,2 conseguido en julio. Y pisándole los talones está UPyD, con el 4,6 por ciento de los sufragios, que también subiría un 0,5 por ciento. Pero la subida más notoria es, sin duda, la de Ciudadanos, el partido que lidera Albert Rivera, que pasa del 2,1 por ciento de hace cuatro meses al 3,1 por ciento actual.

Los vaivenes políticos en Cataluña y el rifirrafe continuo entre las principales fuerzas políticas catalanas ha provocado una caída generalizada de estas formaciones. Aunque en el anterior barómetro el partido de Artur Mas había conseguido ampliar su distancia con la de Oriol Junqueras, en la encuesta del CIS hecha pública hoy se refleja el descontento ciudadano con ambas formaciones. CiU pierde ocho décimas y se queda en un 3 por ciento. Un descenso similar al de ERC que pasa del 2,3 al 1,6 por ciento.

En el final de la tabla se sitúa el PNV, que pasa del 1 por ciento al 0,7; el BNG, de 0,4 a 0,5; Coalición Canaria, del 0,3 al 0,5, o Amaiur, que sube una décima y se queda en un 1 por ciento. Geroa Bai, que en la anterior encuesta no obtenía representación según el CIS, logra en enero un 0,2 por ciento, adelantando a UPN y a Foro Asturias (0,0 y 0,1, respectivamente).

La cifra de ciudadanos que admiten no saber a qué partido votar sigue siendo muy elevada (20,8 por ciento). Frente a ellos, un 13,6 por ciento afirma ya que se abstendrá, 2,1 puntos menos que en octubre.