Rajoy pone como ejemplo la recuperación de España

Mariano Rajoy, durante su intervención hoy en el II Foro de la Comunicación, en el marco de la Cumbre Iberoamericana
Mariano Rajoy, durante su intervención hoy en el II Foro de la Comunicación, en el marco de la Cumbre Iberoamericana

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, asegura en Panamá que el "proyecto de recuperación nacional", en el que se encuentra España, "ya está dando sus primeros resultados". Asimismo, pidió a los medios que hagan un «uso responsable» de la información.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, participó ayer en la ceremonia oficial de inauguración de la XXIII Cumbre Iberomericana, que se celebra en Panamá, y, como presidente «Pro Tempore» previo (España organizó la última cumbre en Cádiz), pronunció un discurso en el que destacó la figura del Monarca español como impulsor e inspirador de estos encuentros desde sus orígenes en 1991 y en el que también elogió la figura del secretario general iberoamericano, Enrique Iglesias, al que describió como un «infatigable zurcidor de voluntades al que quiero reconocer su empeño, su ilusión y su visión para el éxito de esta Cumbre». «Después de 22 cumbres iberoamericanas hace falta el nuevo impulso de una renovación para adaptarnos a los cambios producidos en nuestros países y en la escena internacional», dijo Rajoy como introducción a esta Cumbre, llamada «de la reforma», en la que se tratará de actualizar el formato y el contenido de estos encuentros a la nueva realidad internacional, saturada de foros de este tipo. En su breve intervención tampoco faltaron palabras de elogio para el anfitrión: «Panamá es un país pequeño con una tarea grande: la ampliación del Canal, que está acometiendo con decisión y con éxito, y que beneficiará extraordinariamente al comercio mundial y a todos nuestros países», dijo Rajoy, sin que hiciera falta afirmar expresamente, pues lo sabían todos los presentes, que es la empresa española Sacyr la que está llevando a cabo las titánicas obras de ampliación del Canal de Panamá.

Además, en la mañana de ayer viernes, Rajoy concentró los esfuerzos de la delegación española en transmitir en esta región, vital para nuestro crecimiento, la recuperación de la economía española y apoyar la internacionalización de nuestras empresas en el IX Encuentro Empresarial organizado por el Consejo Empresarial de América Latina (CEAL), donde intervino en el panel de debate principal junto a la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, y el presidente de Panamá, Ricardo Martinelli. El presidente del Gobierno ofreció a los socios iberoamericanos presentes la experiencia de España, que ha formado parte del proceso de integración económica más ambicioso jamás puesto en marcha: la Unión Europea. «España puede aportar la experiencia de lo que se ha hecho bien, de lo que no se ha hecho bien, de lo que se ha hecho deprisa y de lo que no se ha hecho con la suficiente velocidad», afirmó. El presidente español también «vendió» la privilegiada situación geoestratégica de España como país que, plenamente integrado en la Unión Europea, está a la vez situado a las puertas de África y, al mismo tiempo, se siente unido a las naciones hermanas de América Latina. En este sentido, Rajoy afirmó que España pondrá todo esto en juego para «seguir dando la batalla» por la Comunidad de Naciones de Iberoamérica en Europa. En concreto el presidente español hizo referencia a las gestiones que nuestro país está llevando a cabo para que los ciudadanos colombianos y peruanos no necesiten visados para entrar en la UE en visitas de corta duración.

Apoyo a España por Gibraltar

Por la tarde, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, aprovechó la reunión previa a la inauguración de la Cumbre para reclamar de todos los países de Iberoamérica su apoyo a la reivindicación sobre Gibraltar, de la misma forma que España «respalda la reclamación argentina en torno a las Malvinas». El jefe de la diplomacia española se refirió a las coincidencias que existen entre Gibraltar y las Malvinas, unos territorios donde se aplica el principio de integridad territorial. «En los dos la solución deber ser negociada entre Argentina y Reino Unido y entre España y Reino Unido», subrayó. A continuación, el Gobierno argentino confirmó su apoyo a las revivindicaciones españolas.

García-Margallo aseguró que Argentina tendrá el apoyo de España en cualquier declaración que presente en este sentido y añadió que espera que España la tenga de todos los demás países iberoamericanos.