Sevilla acogerá el desfile del Día de las Fuerzas Armadas el 1 de junio

Es la tercera vez que la capital hispalense celebra la parada militar, que este año conmemora el 30 aniversario de la primera misión en el exterior

Será el 1 de junio. Es la tercera vez que la capital hispalense celebra la parada militar, que este año conmemora el 30 aniversario de la primera misión en el exterior

El desfile con motivo del Día de las Fuerzas Armadas parece haber recuperado ya su carácter itinerante y su vistosidad. Guadalajara y Logroño (2017 y 2018) fueron las primeras ciudades en acogerlo tras varios años en los que no salió de Madrid por la crisis y ahora, Sevilla ha sido la ciudad elegida para celebrar los actos centrales de esta festividad castrense, que tendrá lugar el próximo sábado 1 de junio y estará presidida por los Reyes. Se trata de la tercera vez que la capital hispalense acoge esta parada militar, pues también lo hizo en 2006 y 1979.

En esta ocasión se conmemorará el 30 aniversario de la primera misión en el exterior en la que participaron las Fuerzas Armadas (Angola, 1989) y, por ello, se homenajeará a los más de 160.000 efectivos que han estado desplegados en alguna de las 83 operaciones a lo largo de estos 30 años, con un recuerdo especial para los 170 que perdieron la vida en ellas.

Tal y como informa el Ministerio de Defensa en un comunicado, Sevilla es “uno de los núcleos con una nutrida representación de unidades de la Armada y los Ejércitos de Tierra, Aire, así como de la Unidad Militar de Emergencias (UME)”. Buena parte de ellas participa en las operaciones de paz desplegadas por la UE o la OTAN (Irak, Letonia y Yibuti, entre otras).

La celebración del Día de las Fuerzas Armadas se remonta a 1978, cuando se estableció por Real Decreto la conmemoración anual “con el propósito de ampliar la resonancia de la efeméride y subrayar la identificación de los Ejércitos con el pueblo español, del que forman parte y al que sirven".

Lo normal es que cada año se celebre en una ciudad de España, pero en varias ocasiones, como entre 2013 y 2016, la crisis impidió que se moviese de Madrid y se restringió la presencia de blindados y aeronaves. En 2017, con María Dolores de Cospedal al frente del Ministerio, el desfile se trasladó a la cercana ciudad de Guadalajara, mientras que el pasado año fue Logroño el epicentro de esta celebración castrense. En ambos casos, con la presencia de carros de combate, helicópteros y aviones de todo tipo.

El año pasado, los actos de Logroño costaron 733.796 euros y por la capital riojana desfilaron 2.678 militares y guardias civiles, 147 vehículos y 54 aeronaves.