España

Simón y Marañón, los alcaldes «Borgen» de Ciudadanos

Tres capitales se tiñen de naranja. Ciudadanos amarra en los despachos las alcaldías de Huesca, Palencia y Burgos, donde son la tercera fuerza política.

Tres capitales se tiñen de naranja. Ciudadanos amarra en los despachos las alcaldías de Huesca, Palencia y Burgos, donde son la tercera fuerza política.

Publicidad

Los resultados electorales del pasado 26-M otorgaron a Cs la llave en muchos Gobiernos autonómicos y municipales. Pero lo que pocos veían venir es que esas llaves les abrirían los despachos de la Alcaldía de Ayuntamientos importantes. Más allá de relevos en los puestos de mando locales y regionales, si algo ha cambiado tras el 26 de marzo es el poder que ostentan las urnas. Aunque siempre han existido los pactos, hasta ahora lo habitual era que el candidato de la lista más votada (de entre las que firman un acuerdo de Gobierno) fuera investido alcalde o presidente regional. Sin embargo, y a falta de saber lo que depararán las últimas horas de negociaciones, esta situación parece haber dado un vuelco gracias a los «cambios de cromos». Ciudadanos ha conseguido en los despachos todo el poder que creía haber visto pasar de largo en la noche de la triple cita electoral. Así, dirigirá los Consistorios de cuatro capitales de provincia donde sus resultados fueron, cuanto menos, discretos: Huesca, Palencia y Burgos tendrán alcaldes «Borgen».

El término hace referencia al nombre de una serie de ficción danesa –un país en el que un candidato no logra la mayoría absoluta desde hace más de un siglo– que recrea cómo la líder del tercer partido más votado en los comicios generales llega a ser nombrada primera ministra. El sueño de Albert Rivera. Pero aunque parece difícil que esa situación se repita a nivel nacional, lo cierto es que ya es una realidad en municipios con peso específico.

Primero se abrió la veda en Palencia y Burgos. Gracias al acuerdo global que alcanzaron populares y naranjas para garantizar la gobernabilidad en Castilla y León, Ciudadanos se hizo con ambas alcaldías, a pesar de tener solo tres y cinco ediles, respectivamente. Aunque su lista fue la tercera más votada en Palencia capital (y con menos del 12% de los sufragios), Mario Simón –uno de los tres concejales de Cs– será desde esta mañana el regidor de la ciudad. Su candidatura obtuvo menos de un tercio de los votos que el PSOE, los vencedores por número de apoyos. Los once ediles socialistas liderarán la oposición y los nueve populares completarán el Consistorio.

Mención aparte merece el caso de Burgos, donde las matemáticas no son tan sencillas. Si no hay sorpresas de última hora, Vicente Marañón, cabeza de lista de Cs, será investido hoy alcalde con el apoyo de los otros cuatro ediles naranjas y los siete del Partido Popular. Sin embargo, Javier Lacalle, el candidato del PP, ha negado que su partido vaya a asumir concejalías, pese a que, en la actualidad, el Ayuntamiento cuenta con ocho responsables de área. «Seguro que son más capaces que nosotros», dijo con ironía.

Publicidad

También se enmarca dentro de un pacto regional, esta vez en Aragón, la alcaldía que, presumiblemente, Cs tendrá en Huesca. La situación postelectoral era muy similar a la de Palencia: diez concejales para el PSOE, nueve para el PP, tres para Cs, dos para Podemos y el último para Vox. Todo parecía indicar que los socialistas podrían gobernar con el apoyo de Ciudadanos, o incluso que se reeditara un «pacto a la andaluza» entre las tres fuerzas de centro derecha. Pero, para recompensar su apoyo en las alcaldías de las otras dos capitales de Aragón (Zaragoza será para Jorge Azcón y Teruel para Emma Buj), el PP le entregará hoy el bastón de mando a José Luis Cadena.

Al margen de estos «diamantes» inesperados que ha conseguido Cs, los de Rivera también dirigirán Ayuntamientos pequeños con esta misma fórmula, además de los 115 en los que logró la mayoría absoluta. Unos resultados que mejoran exponencialmente los de 2015, donde solo se hizo con dos municipios de más de 70.000 habitantes. A esto hay que sumar las capitales en las que sus representantes ya han hecho público que suscribirán alcaldías rotatorias de dos años: Ciudad Real y Albacete (con PSOE) y Badajoz (con el PP).

Publicidad