El Gobierno pondrá «todos los medios a su alcance» para encontrar a los militares

Morenés confirma que no hay novedades mientras cobra fuerza la hipótesis de un secuestro

Morenés compareció ayer en la base canaria de Gando para ofrecer explicaciones
Morenés compareció ayer en la base canaria de Gando para ofrecer explicaciones

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha garantizado este lunes que el Ejecutivo pondrá "todos los medios a su alcance"para encontrar a los tres militares que se encuentran desaparecidos desde el pasado jueves tras estrellarse su helicóptero en el Atlántico. Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado la convocatoria de elecciones generales, Rajoy ha transmitido su "apoyo y cercanía"a las familias del capitán José Morales, el teniente Saúl López y el sargento Jhonander Ojeda, que viven "con mucha incertidumbre"las labores de búsqueda, informa Ep.

El presidente ha explicado que el ministro de Defensa, Pedro Morenés, lleva desde el pasado viernes en Gran Canaria --ha sido el único miembro del Gobierno que se ha ausentado de este Consejo de Ministros-- "en permanente contacto con las familias"de los tres militares, a las que informa de todos los pasos que se están dando en el proceso para localizarles.

A los familiares el presidente ha querido asegurarles que "el Gobierno y las Fuerzas Armadas no descansarán ni un minuto"hasta que los encuentren, tras lo cual ha agradecido al Ejército del Aire, la Armada y Salvamento Marítimo todo el trabajo que están llevando a cabo desde el jueves para localizar a los tres militares.

Dos buques de la Armada y el Ministerio de Fomento y tres aeronaves del Ejército del Aire siguen buscando por quinto día consecutivo al helicóptero del SAR y sus tres tripulantes, que cayó al mar el pasado jueves a 74 kilómetros de la costa del Sáhara Occidental. Según ha informado el Ministerio de Defensa, la búsqueda desde el aire se ha reanudado con el amanecer, aunque durante toda la noche han permanecido trabajando en la zona el robot submarino del buque "Olimpic Zeus", que estaba desde hace semanas en Gran Canaria movilizado para controlar los vertidos del pesquero "Oleg Naydenov".

Desde las 8.30 de hoy, el avión CN 235 del 802 Escuadrón -el mismo al que pertenecía el helicóptero desaparecido- está patrullando una franja extensa de 400 por 60 kilómetros.

Le relevará a lo largo del día otro CN 235 del Ala 48 del Ejército del Aire, para mantener un avión en el aire constantemente.

Al mismo tiempo, otro helicóptero Superpuma del 802 Escuadrón está volando sobre la zona desde las 8.40 de la mañana.

El buque de la Armada "Camino Español"y el "Olimpic Zeus"continúan en ese punto del Atlántico, con los diez buceadores de Marina, que comenzarán sus inmersiones esta tarde a las 14.00 horas.

Los barcos cazaminas "Segura"y "Turia"llegarán hoy a Gran Canaria para incorporarse al operativo de búsqueda.

Después del accidente del helicóptero «Super Puma» del 802 Escuadrón del Ejército del Aire en aguas del Atlántico, siguen siendo muchas las dudas y las hipótesis sobre lo que realmente ha podido ocurrir con los tres militares desparecidos. Poco o nada había cambiado, salvo que sigue manteniéndose una posibilidad que en un primer momento parecía remota y que con el tiempo cobra cada vez más fuerza sin que mermen los esfuerzos en otras: la de un posible secuestro. De hecho, el juez togado militar de Las Palmas ha declarado ya el secreto de las actuaciones.

Al respecto, tal y como aseguran desde el Ministerio de Defensa, se mantiene un contacto directo y continuo con las autoridades de Marruecos para la vigilancia de los puertos y los pesqueros que faenen por la zona, con especial interés en los de Mauritania o Senegal. De hecho, sigue sin darse por falsa la información que el primer día se recibió tanto desde medios aéreos marroquíes como españoles de que la balsa de salvamento del aparato había sido vista cerca del lugar del siniestro. Pero tampoco se da como totalmente cierta.

De este modo, para no descartar ninguna posibilidad, se está vigilando a todos los pesqueros que faenan por la zona, centrándose sobre todo en las barcazas más rudimentarias. Pero también buscan en las playas cercanas y en los puertos, en muchos de los cuales el control sería casi inexistente. Y es que, aunque se trata de una zona bastante «tranquila» en comparación, por ejemplo, con el Golfo de Guinea, también es frecuente que grupos terroristas o traficantes de drogas o personas naveguen por sus aguas. Estas tareas de control las llevan a cabo medios tanto españoles como marroquíes. Por mar y aire. Morenés reconoció que trabajan en dicha hipótesis con tareas de inteligencia, pero por prudencia dijo que «no puedo ir más allá». Y dejó claro que se mantienen otras líneas de investigación que tampoco deben ser menospreciadas.

A esta tarea de cooperación e investigación diplomática se suman las incesantes labores de búsqueda de los tripulantes con un amplio despliegue de medios y personal en la zona, a unas 40 millas al sureste de Dakhla (Sáhara occidental y a 280 al sur del archipiélago canario). Por superficie tratan de localizar los restos del helicóptero y a los ocupantes un avión CN-235, dos helicópteros «Super Puma» españoles, un avión «Defender» marroquí y otro helicóptero de este país, los cuales se turnan para patrullar una amplia zona marítima en busca de cualquier indicio.

En el mar, en un área de unas seis millas cuadradas, trabajan cuatro buques: el «Camino español», el «Olympic Zeus» y otras dos patrulleras de Marruecos junto a dos cazaminas españoles. Además, en la zona hay 14 buzos (10 de la Armada y 4 del buque «Olympic Zeus»), dos submarinos que han estado operando casi sin descanso y una embarcación del buque contratado por Fomento que cuenta con un potente sónar de barrido lateral, con el que se trata de dar con la cabina del helicóptero, supuestamente a unos 40 metros de profundidad.

Y con la misma incertidumbre casi que cuando se confirmó la desaparición, el ministro de Defensa, Pedro Morenés,volvió a comparecer ayer en la base aérea de Gando (Gran Canaria)para dar cuenta de las últimas novedades. Previamente había mantenido un encuentro con las familias de los desaparecidos para tenerles también informados de todo lo que iba aconteciendo hora tras hora. Pocos datos más aportó el titular de Defensa, quien confirmó que se mantienen abiertas todas las hipótesis y que no escatimarán en esfuerzos hasta dar con ellos.

Sobre las falsas informaciones recibidas desde Marruecos, clasificadas como de máxima fiabilidad, recordó que en ese momento había total confianza al respecto, aunque la realidad demostró que esa confianza en la Gendarmería marroquí obligó a retrasar casi un día el comienzo de las labores de búsqueda del capitán José Morales Rodríguez, del teniente Saúl López Quesada y del sargento Johnander Ojeda Alemán.

Las familias aguardan noticias en la base de Gando

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, mantiene informadas a las familias de los tres militares que viajaban en el helicóptero siniestrado. Después de la alegría inicial cuando se informó de que se encontraban sanos y salvos a bordo de un barco marroquí, pasaron al miedo y la incertidumbre al conocerse que no habían llegado a ningún puerto cercano. Desde la base canaria de Gando siguen al minuto las tareas de búsqueda y rescate del teniente Saúl López, el capitán José Morales y el sargento Johnander Ojeda, el único superviviente del accidente de 2014 en el que fallecieron sus cuatro compañeros.