Víctor García de la Concha: Orgullo del español

El exdirector de la RAE y del Instituto Cervantes asegura que «ahora existe una invasión del inglés, en ocasiones, hasta un nivel ridículo que va desde el nombre de un bar a intercalar expresiones en las frases, a veces, incluso, mal usadas.

Víctor García de la Concha, exdirector de la RAE y del Instituto Cervantes
Víctor García de la Concha, exdirector de la RAE y del Instituto Cervantes

El exdirector de la RAE y del Instituto Cervantes asegura que «ahora existe una invasión del inglés, en ocasiones, hasta un nivel ridículo que va desde el nombre de un bar a intercalar expresiones en las frases, a veces, incluso, mal usadas.

De evolución y riesgo habla Víctor García de la Concha, en relación con el objetivo de reforzar el orgullo del español. Nuestro idioma es una herencia cultural y también «un compromiso generacional». El ex director de la RAE y del Instituto Cervantes lo explica con suma claridad e insiste en una necesidad: profundizar en la educación.

«El nivel ha caído desde hace unos años. Estamos necesitados de un gran pacto sobre la enseñanza. Esto es la base de la cultura y lo que constituye al ser humano. Es necesaria para expresarse, entenderse y relacionarse. Con ella, la comprensión es mayor, y habrá mejores hablantes, escritores y ciudadanos. La cultura mejora la ciudadanía. Esto no es discutible». Para García de la Concha hay que defender la lengua española, pero también las cooficiales, que también son españolas. Y saca a relucir un nombre: Alfonso X el Sabio, uno de nuestros monarcas más relevantes, pero que escribió toda su obra en gallego. Y subraya, de nuevo: «El empobrecimiento de la cultura es el empobrecimiento de la ciudadanía». García de la Concha, que ha publicado este otoño una edición de «El cantar de los cantares» de Fray Luis de León en la editorial Vaso Roto, insiste en un asunto que no es baladí: el español y la ciencia. Acostumbrado a batallar en circunstancias adversas, él no arroja la toalla ni se da por vencido, y piensa, al contrario que muchos, que el español todavía puede plantar cara al inglés en este terreno. Es una de sus preocupaciones: crear un ámbito español de la ciencia, un territorio universitario entre los países iberoamericanos donde la lengua de la ciencia sea el español. «El inglés se ha apoderado tanto de este área que a un científico español no se le computa su investigación si no está escrita en inglés. Es una situación de una enorme miseria. Es preocupante, incluso para la Corona», asegura.