Preparar psicológicamente a tu hijo para volver en medio de la pandemia

Las críticas destructivas hacia dirigentes políticos y profesorado y las miradas catastrofistas al futuro pueden hacer sentir a los pequeños “inseguridad al ver que sus padres no tienen el control sobre lo que pasa”

Tras casi seis meses sin pisar las aulas, las niñas y los niños españoles empezarán a volver en los próximos días a los centros educativos para afrontar el inicio del curso escolar, marcado este año por el creciente repunte de infectados por coronavirus, la incertidumbre y la adopción de medidas para hacer posible la educación en una situación de pandemia como la actual. En esas circunstancias, sostiene la psicóloga Sonia Martínez, directora de los Centros Crece Bien, pioneros en la enseñanza y el desarrollo de Habilidades Emocionales, Sociales y de Aprendizaje, “lo normal y esperable es que se active en los pequeños la emoción del miedo, una emoción que nos lleva a estar en alerta y preparados”.

Para la autora de Descubriendo Emociones (La esfera de los libros), si queremos que los niños y niñas afronten la situación preparados, los padres y madres, al igual que organizamos su mochila, su uniforme, sus cuadernos o sus libros, debemos “preparar también su cabeza y sus emociones animándoles a expresar cómo se sienten, normalizando sus emociones, dándoles un sentido y mostrando comprensión y apoyo para superar el primer día haciéndoles sentir capaces de superar lo que sienten”.

En ese sentido, Martínez recalca que a los niños no les ayuda que las madres y padres neguemos tener miedo, tristeza o enfado, ya que si nosotros escondemos esas emociones ellos entienden que tampoco deberían experimentarlas. “Es mejor hablarles sin tabús sobre cómo nos sentimos, y darles la confianza de que lo superaremos juntos. También hacerles entender que los demás niños y padres se sienten igual y experimentan las mismas emociones”, afirma.

Lo que tampoco ayuda a los niños y niñas, según la experta en educación emocional, son las críticas destructivas hacia los demás y las miradas catastrofistas al futuro. Expresiones como “qué inútiles estos políticos, así no saldremos nunca de ésta”, “vamos a pique sin remedio”, “en dos días nos vuelven a confinar” o “esto va cada vez peor”, por ejemplo, pueden hacer sentir a los pequeños “inseguridad al ver que sus padres no tienen el control sobre lo que pasa”.

Consejos para afrontar la vuelta al cole

Para Sonia Martínez, en una época de cambios e incertidumbre como la que nos toca vivir, en la que predominan emociones como el miedo, la tristeza o la frustración, aprender a manejar estas emociones “además de eficaz es tranquilizador, tanto para los padres como para los propios niños”. A ese respecto, la directora de los Centros Crece Bien de Madrid ofrece una serie de pautas y consejos a padres y madres para ayudar a sus hijos en la gestión emocional de esta atípica vuelta al cole:

1. Imaginar para proyectar: Como padres y madres podemos ayudar a nuestros hijos a imaginar cómo será el primer día de clase, qué pasará, como lo resolverán, cómo saludarán a sus compañeros, qué harán si les molesta la mascarilla, qué harán si sienten vergüenza. Imaginarlo les ayudará a sentirse seguros cuando se presenten los diferentes escenarios.

2. Fijar una meta: Cuando los niños tienen una meta definida por ellos se sienten más motivados a conseguirla. Esta meta puede ser aprender más inglés, hacer mejores volteretas, aprender a multiplicar o jugar mejor al fútbol. Eso les motivará a ir a la escuela.

3. Dar importancia a las emociones vividas: Identificar las emociones que sentimos, compartirlas en familia y buscar juntos soluciones para superarlas (no para evitarlas), facilitará que los niños y niñas se sientan comprendidos, normalicen lo que sienten y busquen soluciones.

4. Apoyarse en sus cualidades y en ejemplos propios de superación: Puede resultar muy reconfortante para los niños y niñas hacer una lista en familia de todas las cualidades que poseen para superar la situación que nos toca vivir; también buscar y compartir en familia ejemplos de superación de cada uno de sus miembros, sobre todo relacionados con los miedos al primer día.

5. Pedir ayuda para manejar las emociones: parece una cosa de cajón, pero muchos niños y niñas necesitan practicar y tomar conciencia de que se puede pedir ayuda cuando se necesite. Ejemplos de peticiones que ayudan a manejar las emociones serían pedir un abrazo, ser escuchados, solicitar un consejo, o dar un paseo.

6. Planificar: Definir en familia qué acciones (tres o cuatro, tampoco hacen falta que sean más) podemos llevar a la práctica para sentirnos seguros con la vuelta al cole. Por ejemplo: llevar la mascarilla, tomar distancia cuando comemos, lavarnos las manos. Al definir sus responsabilidades en un plan, les ayudamos a que se sientan seguros.

7. Practicar qué hacer cuando sintamos miedo: podemos enseñar a los pequeños a relajarse de diferentes maneras cuando experimenten miedo, ya sea a través del cuerpo respirando hondo como si llenásemos la tripa de aire, a través de la memoria recordando una situación que superamos, o a través del lenguaje, repitiéndonos en bajito frases que nos ayudan como “yo puedo” o “lo conseguiré”.