Las mejores sillitas de coche a partir de 2 años

Te hacemos una selección de las mejores

¿Quién no ha viajado compartiendo los asientos traseros con 4 o 5 niños alborotados? ¿O sobre las rodillas de la abuela? “Es un momento”, “Iremos despacito” o “No pasa nada” son excusas para intentar justificar este tipo de situaciones. Sin embargo, estas imprudencias sí tienen consecuencias: el año pasado, fallecieron 21 niños en accidentes de tráfico en España.

Afortunadamente, la mayoría de los padres y madres están perfectamente concienciados sobre la importancia de usar un sistema de retención infantil (SRI) adecuado siempre que viajan con sus hijos. No solo cuando son pequeños: conviene recordar que, según la normativa actual, los niños deben usar un SRI hasta que superen los 135 cm de estatura y los 36 kg de peso. A partir de este momento, pueden usar el cinturón de seguridad convencional del vehículo. También es importante señalar que los menores de 18 años no pueden viajar en los asientos delanteros del vehículo hasta que hayan alcanzado la estatura y peso mencionados.

En caso de infringir la normativa, los padres se arriesgan a multas de hasta 200 euros y la pérdida de tres puntos por no usar un sistema de retención infantil, de acuerdo con la última reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial. Además, los agentes de tráfico pueden inmovilizar el vehículo e impedir seguir el viaje hasta garantizar que el menor viaja seguro.

De todas formas, dado que los cinturones de seguridad están diseñados pensando en los adultos y no en los niños, los expertos de la tienda online para bebés Bebitus recomiendan que los menores sigan utilizando SRI adecuados su talla y peso hasta que midan 150 cm y superen los 36 kg de peso (es decir, hasta los 12 años aproximadamente). Esto garantizará un mayor confort durante el viaje y más protección, sobre todo en el caso de un impacto lateral.

También es importante leer las instrucciones del fabricante para instalar y ajustar la silla correctamente. En este sentido, los sistemas de retención infantil se fijan al asiento mediante dos sistemas: el anclaje Isofix, que es obligatorio en todos los vehículos fabricados en Europa a partir de 2011; o el cinturón de seguridad, que se pasa por diferentes aberturas del SRI hasta conseguir la fijación del dispositivo. Es aconsejable elegir una silla de auto con Isofix, porque la instalación y el ajuste son más sencillos y ofrece una fijación más sólida que con el cinturón.

A partir de los dos años de edad, algunos padres y madres se “relajan” respecto a la silla del coche y en ocasiones usan SRI que ya no son adecuados para la estatura y peso de sus hijos, por lo que no ofrecen la máxima protección. En este sentido, las sillas de auto adecuadas para usar a partir de los dos años corresponden a los Grupos II y III de la clasificación de los sistemas de retención infantil. A diferencia de las sillas de los Grupos 0 y I, pensadas para los niños más pequeños y con forma de capazo, las sillas infantiles de los Grupos I y II están diseñadas como asientos que compensan la menor estatura y peso del menor para garantizar la eficacia del cinturón de seguridad. Además, cuentan con una estructura modular que permite ajustar el tamaño e ir retirando elementos del SRI a medida que el niño se va desarrollando, hasta que solo necesita un adaptador para llegar a la altura requerida para usar el cinturón de seguridad.

A continuación ofrecemos una selección de sillas de auto para usar a partir de 2 años.

Silla de Auto Solution M-Fix CYBEX Grupo II/III

Cybex es una marca alemana de referencia en sistemas de retención infantil. Para la categoría a partir de los dos años de edad, ofrece entre otros este modelo de silla de los Grupos II/III que se puede instalar con Isofix o anclada con el cinturón y proporciona un excelente confort y funcionalidad. Destaca por su reposacabezas reclinable patentado, que evita que la cabeza del niño se incline hacia adelante incluso cuando está durmiendo. También cuenta con protección contra impactos laterales y sistema integrado de ventilación. Ver más información y precio.

Britax Römer es otra marca de gran prestigio en el ámbito de las sillas de auto para bebés, en este caso de procedencia británica. Este modelo es un completo sistema de retención infantil que cubre los Grupos I/II/III, por lo que se puede usar desde los 9 a los 36 kg de peso (aproximadamente de 9 meses a 12 años). Se instala con Isofix y dispone de protección contra impactos laterales, tres posiciones de reclinado, arnés de cinco puntos para una mayor seguridad y protectores acolchados para el pecho. Gracias a su capacidad evolutiva, es la única silla de coche que necesitarás después del portabebés. Ver más información y precio.

Silla de Auto Young Sport RECARO Grupo I/II/III

La empresa alemana Recaro es un prestigioso fabricante de componentes de automoción y también tiene una larga trayectoria en sistemas de retención infantil. Esta silla es uno de sus productos más completos, que cubre los Grupos I/II/III. Además de adaptarse al crecimiento del niño, cuenta con un arnés de seguridad de 5 puntos, unas pinzas que bloquean el cinturón de seguridad, un cojín reductor para los más pequeños y una práctica asa para transportarla cuando es necesario cambiar de vehículo. Los aficionados al motor apreciarán también el carácter deportivo que la marca imprime a todos sus diseños. Ver más información y precio

Silla de Auto RodiFix AirProtect Bébé Confort Grupo II/III

Bébé Confort es conocida por fabricar un amplio abanico de productos para bebés de calidad, en el que no podían faltar los sistemas de retención infantil. Este modelo, que abarca los Grupos II/II, destaca por su rápida instalación y ajuste con un clic. Ofrece una protección adicional para la cabeza y el cuello, protección contra impactos laterales y la funda es de un resistente tejido que se puede extraer fácilmente para lavarla. Ver más información y precio.