• 1

Si estás embarazada, ¡ponle música y cántale a tu bebé!

Los beneficios para madre y bebé son muchos y, además, es divertido

  • Si estás embarazada, ¡ponle música y cántale a tu bebé!
    / GTRES ONLINE
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

29 de enero de 2018. 22:03h

Comentada
larazon.es.  Madrid. 31/1/2018

ETIQUETAS

Cada vez se tiene más clara la importancia de la estimulación y educación temprana (0-4 meses) como método de mejora y perfeccionamiento de la capacidad auditiva y por tanto de todas las funciones que están íntimamente relacionadas con la misma, por medio de canciones y juegos tradicionales infantiles con los que el niño establece, de una forma natural, sus primeras relaciones con el mundo exterior, especialmente con su entorno familiar, y audiciones musicales que le deleiten y desarrollen su mapa neurológico. Pero antes de que el bebé nazca podemos cantarle y/o ponerles música. Cristina Núñez, la directora del Centro de preparación al parto Más Natural, nos da algunas claves.

Antes del nacimiento y durante los dieciocho meses siguientes, el cerebro elabora a gran velocidad una gigantesca red de conexiones neuronales, que reaccionan y dependen del ambiente. Este período es, por tanto, insustituible para ofrecer al niño un entorno de estímulos adecuados en su frecuencia, intensidad y duración. El oído comienza a formarse a las pocas semanas de la concepción. El nervio auditivo inicia el proceso de mielinización antes del nacimiento. Los estímulos sonoros favorecen el proceso de mielinización, el funcionamiento del sistema auditivo y el desarrollo del área cortical relacionada con la audición.

La mielinización es el proceso por el cual los nervios se recubren de mielina, sustancia que permite y favorece la transmisión de información entre las neuronas. Lo importante a destacar es que el nervio auditivo es el único nervio sensorial que comienza el proceso de mielinización en la etapa gestacional y es el primero que se engancha a los sistemas neurales del cerebro en desarrollo. Alrededor de las 22 semanas, las conexiones neuronales han evolucionado lo suficiente como para que el feto pueda oír. Entre las semanas 28 y 30 de gestación, se registran cambios en el ritmo cardíaco y en el comportamiento como reacción a los sonidos externos. A partir del momento en que es capaz de oír, comienza también a aprender, asociar, recordar, reconocer y desarrollar preferencias sonoras.

El ambiente sonoro-musical influye en las emociones, la mente y el estado fisiológico de la mujer embarazada, al igual que al estado y al desarrollo de su hijo.

Si estás embarazada, ¡ponle música y cántale a tu bebé!

La musicoterapia prenatal

Es una disciplina que ejerce una doble función: educativa, y psicoterapéutica preventiva. La función educativa se basa en la idea de la importancia de adquirir consciencia sobre la etapa prenatal. Entiende la educación prenatal como el resultado de un conjunto de procesos naturales a través de los cuales el ser se forma, se desarrolla y se informa por medio de las fuerzas de la vida que están en él y de los estímulos sensoriales, afectivos, mentales y espirituales que le llegan de su madre, su padre y su entorno, dentro de los cuales estarán el sonido y la música.

La función preventiva hace mayor hincapié en los procesos psíquicos de la pareja gestante y en cómo éstos influyen en el desarrollo físico, psíquico y emocional del bebé “in útero”. Su objetivo es posibilitar un estado de mayor armonización psicofísica que contribuye a generar:

* Un espacio de expresión y comunicación para la elaboración de sensaciones y emociones propias de esta etapa.

* La toma de consciencia de la importancia de la etapa prenatal.

* El desarrollo de las bases para un vínculo sano y fuerte con el bebé.

Beneficios para el bebé:

-Recibe todo el amor y la presencia de los padres.

-Tiene la posibilidad de crear unos patrones psíquicos positivos y constructivos.

- Las vibraciones de la voz le masajean y estimulan; contribuyen a fortalecer su fisiología y su psicología.

-Graba y memoriza experiencias musicales agradables que podrá manifestar después del nacimiento.

Metodología

Muchas gestantes reconocen haber sentido en algunos momentos algún tipo de comunicación más o menos sutil con su hijo, y desde hace unos años esta comunicación ya es científica. Se basa en que todo pensamiento, sentimiento y emoción es traducido por el cerebro en sustancias químicas que son liberadas al torrente sanguíneo recorriendo todo nuestro cuerpo, y transmitiendo dicha información a cada una de las células a las que llega. Todas estas sustancias atraviesan las barreras placentarias, llegando al bebé de forma pura e inmediata, aseverando por tanto que el niño intrauterino es un clon emocional de su madre.

Podemos deducir que si la madre escucha una música que le agrada, el bebé por un lado la escuchará también y sentirá esa misma sensación que su madre por comunicación química, con lo cual aprenderá que esa melodía es agradable. Si además ella canta, recibirá esos sonidos por el oído y por todos sus tejidos.

Por tanto es muy positivo buscar canciones que nos agraden y preferiblemente si nos transportan a situaciones de felicidad. Las mejores canciones son nanas y las populares infantiles con las que la madre se ha criado en su infancia, puesto que la transportan de manera inmediata a ese espacio donde estableció, de forma natural, sus primeras relaciones con el mundo exterior, especialmente con su entorno familiar. El acompañamiento con violonchelo es muy recomendable pues reproduce el sonido más parecido a la voz humana.

Escucharlas una y otra vez, cantarlas, ella sola, con su pareja, con otros miembros de su familia... ayudarán a su hijo a desarrollar su mapa neurológico, así como crearán un vínculo de amor que dejará una huella imborrable. Una vez nacido, estas canciones serán una magnífica herramienta que le aportará seguridad y bienestar, ayudándole a producir endorfinas incluso en los malos momentos. Exigentes estudios avalan este hecho.

El embarazo es por tanto un estado idóneo para el desarrollo de diversas actividades inspiradoras y expresivas, reflejo del intenso proceso creativo que se lleva a cabo desde la concepción hasta el momento del parto. La música, la visualización, la danza, el canto, así como el desarrollo de diversas actividades artísticas, pueden ayudarnos a nutrirnos en este proceso de la mano de nuestras facultades no verbales y no racionales: visuales, imaginativas e intuitivas, que acercarán a la madre a su parte más instintiva y primaria. A su vez, estos momentos de creatividad serán muy beneficiosos para el bebé, el cual se nutre de las vivencias de su madre durante el embarazo.

La Musicoterapia Prenatal utiliza una metodología que incluye tanto técnicas activas como pasivas (escucha, canto, visualización, improvisación musical, creación de una canción, etc.) combinadas con técnicas referentes a otras disciplinas (movimiento y artes plásticas). Mamá, papá y bebé “nadan” en el sonido, expresándose y comunicándose con la voz, el movimiento, el tacto, las imágenes mentales y las emociones, a través de...

* Ejercicios vocales y de respiración que sensibilizan al uso de la voz y a su resonancia en el cuerpo.

* La sensibilización al uso de la voz en el parto.

* La escucha musical y de momentos de relajación y visualización.

* Canciones elegidas del repertorio actual que gusten a los padres, que les sugieran algo, emociones, recuerdos, mensajes, (el presente, el mundo actual).

* Canciones para el embarazo (M.L.Aucher y otras), canciones infantiles o nanas (la acogida del bebé).

* Canciones de la tradición popular y de la cultura de los padres (el pasado, las raíces).

De esta forma, la información del amor, la aceptación y la escucha de sus padres constituirán los primeros estímulos sensoriales y afectivos del bebé prenatal, que, recibidos durante este periodo, constituirán su primera “programación”, sobre la cual se grabarán sus experiencias y aprendizajes posteriores.

¿Y qué tal si le cantas?

Los beneficios del canto y del uso de la voz durante el embarazo son muchos, estando sobradamente reconocidos.

o A nivel físico, cantar ayuda a mejorar la postura y la respiración. Favorece la conciencia corporal y es un buen recurso en caso de pequeñas dolencias físicas.

o A nivel psíquico es un medio muy bonito y sencillo para expresar sentimientos y emociones y mejorar el estado interior en general.

o Para la comunicación con el bebé es uno de los medios más bonitos y eficaces que tenemos. El bebé percibe la voz de la madre desde sus primeros instantes de vida en el vientre. Hablar y cantar para él nos permite crear un vínculo precoz y fuerte con él.

o La voz puede ser una gran aliada en el trabajo de parto y en el desarrollo de un parto natural: es un medio analgésico natural que posee el cuerpo, favorece la dilatación, aumenta la fuerza para empujar y nos permite estar más en contacto con las sensaciones y las necesidades del momento.

Contenido relacionado

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs