¿Te atreves a dejarte el pelo blanco con tu cana?

Dejarse el pelo blanco antes de la vejez es de mujeres con muchísima personalidad

  • Mujeres reales, atrevidas y estupendas con su pelo blanco
    Mujeres reales, atrevidas y estupendas con su pelo blanco / Foto cedida por Isaac Salido

Tiempo de lectura 8 min.

27 de noviembre de 2018. 11:50h

Comentada
27/11/2018

ETIQUETAS

El cabello no se libra del envejecimiento. De la misma manera que pasa con la piel el paso del tiempo, la exposición a diversos factores (sobre todo radicales libres) y los cambios hormonales (implican la pérdida de lípidos y aminoácidos) tienen sus efectos negativos en el cabello. Al tratarse de una estructura muerta no puede autorregularse por sí mismo la cantidad de oxígeno que llega a las células y que produce de este modo una oxidación dando lugar al envejecimiento de las fibras capilares.

Debemos concienciarnos de cuidar y mimar nuestra salud capilar y sobre todo no maltratar nuestra melena con productos agresivos y el uso constante de herramientas de calor sin un previo protector térmico para no acelerar este proceso.

¿Pero a qué edad empezamos a notar cómo nuestro cabello pierde juventud?

A partir de los 40 suelen aparecer los primeros indicios que nos llevan a pesar que nuestro cabello está cambiando. Un color más apagado, un cabello más frágil y quebradizo, un aspecto seco y desnutrido o la perdida de densidad (el núcleo queda expuesto por la pérdida de las fibras capilares) son todo signos del envejecimiento capilar.

Debemos hacer una clara distinción entre un cabello dañado frente a una melena envejecida. El cabello dañado es causado por factores externos (cambios de temperatura brucos, contaminación...) y una ausencia de cuidados adecuados a cada tipo de cabello que proporcionasen a la melena un efecto perfecto.

Pero ¿es sencillo llegar a lucir un pelo grisáceo natural y bonito?

Isaac Salido nos explica todo el proceso...En primer lugar hay que ser conscientes que todo resultado perfecto lleva su tiempo. Debemos analizar en qué estado se encuentra el cabello, si este ha sido muy dañado por constantes coloraciones debemos hidratarlo en profundidad y realizar cortes estratégicos poco a poco para conseguir una melena en armonía. También es primordial realizar tratamientos que arrastren todos los químicos del cabello y dar visibilidad a lo natural.

No todas las canas en una misma persona tienen la misma tonalidad, en este caso es recomendable utilizar en determinadas zonas un tinte vegetal para evitar ese tono amarillento y darle un color gris o blanco que equilibre toda la melena.

Para conseguir un cabello blanco o con tonalidades grises es fundamental el uso de productos específicos para la causa. Los tratamientos cuya función sea reestructurar y fortalecer la fibra capilar serán nuestros grandes aliados (champús, mascarillas, ...), el uso de sérum con propiedades antioxidantes , tratamientos de nutrición e hidratación que actúen a nivel interno...

“Desde que descubrí Renewing Serum Superactive de Davines lo trato como un esencial para trabajar este tipo de cabellos. Fue formulado para preservar el bienestar del cuero cabelludo y del cabello, favoreciendo la longevidad y la conservación de su belleza natura” -explica el estilista. Además -añade- “procura una intensa acción de prevención contra las marcas del tiempo y ayuda a obtener un cabello sano y equilibrado con ese brillo y sedosidad que escasea en las melenas envejecidas” Nos cuenta el estilista.

Antes con la aparición de las primeras canas hubiese cundido el pánico pero España ha adoptado de Estados Unidos la Revolución Gris. Ya no hay porqué ocultar la cana, ahora el movimiento que se lleva es lucir su lado más femenino y elegante. Se acabó el pensar que un pelo gris o blanco envejece y resta belleza, ahora podemos definir estas melenas como auténticas, valientes y sinceras, como sus dueñas. Este estilo rompe todos los prejuicios establecidos y añade valor a la cana natural.

¿Te atreves a dejarte el pelo blanco con tu cana?

“La mujer que luce un cabello blanco o plateado, es una mujer real, natural, que muestra actitud ante la vida...Mi trabajo podríamos decir que consiste en sacar a la luz la mejor versión de ellas mismas, sin engaños ni falsas apariencias” Isaac Salido, prestigioso estilista y director del espacio que lleva su nombre.

Paz Aragón, experta en coaching emocional es consciente del cambio que ha supuesto esta moda en la mujer: “No solo estamos hablando de seguir una tendencia, esto implica mucho más, la mujer quiere darse valor y siente que es su obligación luchar por ello, toda mujer anhela sentirse sexy y deseada sin importar la edad. Quieren mostrarse orgullosas del paso del tiempo y verlo como un triunfo y no como un deterioro”.

“Las mujeres con cabello blanco y plateado (juego de tonalidades grises) cada día tienen mayor visibilidad, ya no se esconden, es más, apuestan y se enorgullecen por pertenecer a ese club. No hace mucho tiempo que la mayoría en cuanto veía una cana acudía corriendo a la peluquería o al supermercado a comprar un tinte que acabase con el “problema” ahora podemos ver como muchas de ellas han dejado a un lado los prejuicios y apuestan por la naturalidad del tiempo e incluso un gran porcentaje de la población joven apuesta por este estilismo rompedor”-explica.

¿Te atreves a dejarte el pelo blanco con tu cana?

¿Qué es lo que nos hace teñirnos las canas?

¿Alguna vez has pensado en la suerte que tienen los hombres de no “tener” que teñirse las canas, o depilarse?, se pregunta la coach experta en atención a la mujer, Isabel Trueba. Yo misma lo he pensado muchas veces: ¿Qué es lo que nos impide a muchas mujeres lucir nuestras canas con orgullo? Muy pocas mujeres deciden hacerlo y la verdad es que seguramente muchas estaríamos encantadas de dejar a un lado esas visitas tan frecuentes a la peluquería. Sacar el hueco para ello se convierte en una maratón y ya no hablemos del dinerito que nos ahorraríamos al año.

¿Cuál es el problema?

Aquí juegan dos variables importantes que influyen en nuestro inconsciente y por tanto en nuestra forma de pensar y actuar:

La creencia de que no estamos guapas si no nos teñimos el pelo. Una creencia es algo que uno adopta como verdad absoluta, pero que en realidad no se puede demostrar. Posiblemente según estás leyendo esto estás pensando: “Es que yo estoy más mona con mi tinte” Claro que lo crees, en eso consisten las creencias, pero yo te pregunto si esto es realmente así. Si los hombres no se tiñen, incluso a veces consideramos que están más atractivos con sus canas, ¿Qué sentido tiene que a nosotras no nos ocurra lo mismo? El ejemplo de cómo antiguamente las mujeres gustaban con más curvas y ahora todo ha cambiado, puede hacernos comprender mejor lo que hacen las creencias. Ahí os dejo la reflexión.

Y es en este punto cuando se suma la segunda variable.

La presión social. Vivimos en una sociedad donde parece que todos debemos seguir el mismo patrón de vida para ser felices, y los mismos cánones de belleza para sentirnos parte del grupo. La sociedad decide la moda que debe llevarse, los colores, el maquillaje y si, también el tinte y los cortes de moda. Que si mechas californianas, que si caobas, que si corte Boho... y yo me pregunto ¿Hasta que punto somos independientes emocionalmente de lo que piensan los demás? ¿Hasta que punto decides tú lo que te gusta y lo que no? Practicar la independencia es un ejercicio de liberación increíble, y únicamente se consigue conociéndote en profundidad, sabiendo quien eres y lo que quieres de forma consciente, para que tus decisiones estén realmente basadas en tus valores.

Con esto no quiero decir que todas debamos llevar el pelo blanco, pero me parece interesante hacer esta reflexión con este ejemplo que parece tan simple, pero que en realidad esconde razones más profundas. Seguramente podrás aplicarlo a otros aspectos de tu vida donde preguntarte cuáles son tus creencias y/o tu nivel de dependencia con lo demás, puede ayudarte a ser libre. Cada día veo en mis sesiones de coaching mujeres que no están satisfechas con sus vidas y en muchas ocasiones no saben el motivo. Tanto las creencias como la presión social pueden ser la causa de no estar en el camino correcto y no siempre es sencillo de identificar.

A partir de hoy cuando decidas hacer algo pregúntate si pudiese existir alguna creencia que te coacciona, y si realmente lo haces porque quieres o por el qué dirán.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs