Diego Guerrero y Juanjo López Bedmar cocinan para la ONG de José Andrés

También Pepa Muñoz, Carlos del Portillo y Ricardo Vélez, entre otros cocineros, encienden los fogones para #CHEFSFORSPAIN para ayudar en la crisis sanitaria provocada por el coronavirus

El chef José Andrés aporta su granito de arena para combatir la crisis del coronavirus
La ONG World Central Kitchen aporta su granito de arena para combatir la crisis del coronavirus repartiendo comida a la gente que lo necesita.Europa Press Reportajes Europa Press

World Central Kitchen ya comenzó a ayudar a los ciudadanos españoles más desfavorecidos en su lucha para ayudar a combatir la crisis sanitaria provocada por el coronavirus hace una semana. Y lo hizo junto a Iván Morales y Álvaro Castellanos, del Grupo Arzábal y Mateo&Co. Hoy, hemos recibido otra gran noticia: ya son cinco las nuevas cocinas solidarias que encienden los fogones para poner su granito de arena: “Estamos muy contentos de ver cómo este movimiento gastronómico solidario va creciendo y en tan sólo una semana hemos pasado de una cocina a más de 5. Ya estamos analizando la situación y las necesidades en los diferentes territorios geográficos españoles para comenzar a trabajar en los lugares donde más urge la ayuda. En Madrid, hemos recibido una respuesta tan positiva, que por ahora, tenemos cubiertas las necesidades para las próximas semanas. Agradecemos enormemente la colaboración y predisposición de todas las personas que se suman al proyecto y seguimos recibiendo voluntarios que quieran apoyar esta iniciativa solidaria para sumarse a los diferentes equipos de trabajo que ya están abierto”, asegura Javier García, Secretario General de World Central Kitchen.

Los esfuerzos en la capital están liderados también por Diego Guerrero, de Dstage, y Medems catering. También se suma Pepa Muñoz, del restaurante el Qüenco de Pepa, que elaborará los menús solidarios en la cocina de NH Collection Madrid Eurobuilding, que pasa a formar parte de esta iniciativa poniendo su espacio a disposición de esta acción para poder abastecer la gran demanda de comidas y ayudar lo máximo posible. Asimismo, el proyecto cuenta con los restaurantes y chefs del grupo Bulbiza, del que José Andrés es socio, quienes están ya al frente de una cocina cedida por el Ayuntamiento de Madrid en Santa Eugenia. En ella, ya trabajan Juanjo López (La Tasquita de Enfrente y La Retasca), Carlos del Portillo (Bistronómika), Iñaki Gorrotxategi (Casa Julián de Tolosa) y Ricardo Vélez (The Patissier).

Por su parte, Carles Tejedor pone su granito de arena en Barcelona desde su cocina de Terrasa, además de estudiar la situación para encender más fogones donde elaborar más menús, ya que ya se distribuyen miles de raciones al día a familias en riesgo de exclusión social y migrantes. Y, por último, en Valencia Fierro, con Germán Carrizo y Carito Lourenço al frente, serán quienes cocinen para ayudar a esas personas que más lo necesitan en estos complicados momentos. Desde hoy mismo y desde una cocina ubicada en el centro de Valencia, del empresario Valentín Sánchez Arrieta, están ya trabajando, con el objetivo de superar las mil comidas diarias, que van destinadas a familias en situación desfavorecida y personas mayores que no pueden salir de sus casas en Valencia. Cuentan con el apoyo de Banco de Alimentos de Valencia, así como con otros colaboradores locales como Jesús Machí, quien hará el pan de forma diaria para todos los menús. Los platos elaborados en todas las ciudades se caracterizan por ser comidas sanas y saludables llevadas a cabo con los mejores ingredientes. Menús adaptados para poder cubrir las necesidades de mayores, niños, así como diferentes requerimientos nutricionales y religiosos.

Todos los alimentos para elaborar los platos han sido y seguirán siendo donados por Makro, el proveedor de alimentos de referencia en el sector hostelero. Y para asegurar que las raciones se distribuyen a las personas que más están sufriendo esta crisis, no sólo en Madrid sino en el resto de la geografía española se seguirá trabajando con Banco de Alimentos y múltiples entidades y organizaciones benéficas con las que desarrolla su actividad.

Debemos recordar que World Central Kitchen ya ha dado respuesta ante la amenaza del COVID-19 en más de 20 ciudades de todo el mundo. Japón, fue uno de los primeros escenarios en los que ayudó ante una situación de crisis provocada por el coronavirus con miles de personas atrapadas en el crucero Diamond Press. Esto les ha permitido adquirir experiencia en cómo producir y distribuir comidas a los más necesitados en un entorno seguro y eficiente, teniendo en cuenta además la experiencia de WCK en dar respuesta a situaciones de desabastecimiento de alimentos tras desastres naturales, como huracanes, terremotos, volcanes y tsunamis.