Irene Rosales: “Me he comido muchas mentiras porque sabía que tenían solución”

La mujer de Kiko Rivera hace balance de su vida y cuenta cómo se encuentra tras el fallecimiento de su madre.

Irene Rosales no dudó en acompañar a su marido en la inauguración de su discoteca. Foto: Gtres
Irene Rosales no dudó en acompañar a su marido en la inauguración de su discoteca. Foto: Gtres

La mujer de Kiko Rivera ha reconocido durante la “Escalera de las emociones” de “Viva la vida”, que se siente "culpable de que damos por hecho que las personas nos van a durar toda la vida. Me acostumbré a que mi madre tenía que cuidar a mi padre. Si tengo que poner la palabra culpa en mi vida, me siento culpable por no haber hecho que ella hubiera disfrutado también de su vida. Me he sentido muy egoísta». La madre de Irene falleció el pasado mes de febrero y afirma que desde entonces su vida ha cambiado por completo. «Se me ha ido la primera figura en mi familia. Mi pilar. Ese pilar hay que cuidarlo. Lo he tenido ahí, me ha ayudado en todo, pero no le he dado lo que se merecía. He sido muy egoísta, sobre todo desde que soy mamá».

La invitada no ha podido reprimir las lágrimas al recordar que su madre, meses antes de morir, le confesó “me quiero cuidar para disfrutar la vida”.

Además Irene ha reconocido que le hubiera gustado estudiar Educación Infantil y que siempre ha tenido la autoestima muy baja. Además señalaba que la época en la que peor lo pasó fue cuando su marido estaba en proceso de superar sus adicciones: «Me he comido esas mentiras porque sabía que podía haber una solución. Esas mentiras a la única persona que podían perjudicar era a él. Cada vez que había una, me dolía en el alma», ha señalado, además de destacar que ese sufrimiento le ha merecido la pena al cabo del tiempo.