El padre de Monedero saca la bandera de España

Salvador ha colocado un rótulo con la insignia nacional y el nombre de su bar en su interior

En la madrileña calle Romero Robledo, a cien metros del Paseo de Rosales y el Parque del Oeste, se ubica el bar restaurante Casa Gala o como ya se le conoce popularmente «el bar del Padre de Monedero». Quienes hayan pasado por delante de él seguro que les viene a la mente las cinco mesas con sillas de su exterior, que lluevea o haga calor, permanecen siempre montadas en la calle. Tampoco se les escapan las tres pizarras que rodean las dos puertas del establecimiento que están llenas de mensajes promocionales. Desde hace una semana quienes transiten por los alrededores del local notarán la presencia de otro elemento ornamental, un tanto llamativo.

Casa Gala tiene un nuevo rótulo que no deja a nadie indiferente: un cuadrado con la bandera de España que en su interior tiene bordado en letras blancas el nombre del local. No deja de ser llamativo que el padre del fundador de Podemos, Juan Carlos Monedero, pero confeso seguidor de Vox, haya decidido colocar este cartel, precisamente, en un momento en el que el país esta anclado en la crispación política y donde los símbolos nacionales se analizan con lupa.

Según ha podido saber LA RAZÓN, el cartel es un regalo de un distribuidor que también le entregará próximamente un toldo para la terraza. Si Salvador, –como se llama el padre de Monedero– eligió o no el motivo es, por el momento, una incógnita que desde el establecimiento se niegan a desvelar. No obstante, lo habitual en estos casos es que el cliente elija el motivo y el distribuidor lo ejecute.

El calor aprieta en la capital y son pocos los valientes que se echan al asfalto en pleno mes de julio. En el interior del bar una pareja de jóvenes –que podrían votar a la derecha más que a la izquierda, siempre y cuando las apariencias no engañen– apuran un café y se van tras despedirse con un rápido «adiós». Son las cuatro de la tarde y Salvador está descansando. «Vendrá por la tarde o mañana por la mañana», explica una camarera del bar.

Tan confuso como que el padre de Monedero sea de Vox es describir el interior de la Casa Gala. Un «horror vacui» lo impregna todo. Está tapizado con carteles que aluden a la política y a España. Ya en el exterior, uno de los pocos vecinos valientes que pasea por este barrio de casas militares y donde todo el mundo conoce a Salvador confirma que el rótulo con el nombre del bar lleva «unos pocos días» al tiempo que suelta un «manda narices que el padre sea de Vox y le salga un hijo de izquierdas». ¡ Ay si las paredes del Casa Gala hablarán!

Jubilado, va todos los días al bar
Aunque Salvador ya está jubilado, va cada día a su negocio y habla con los clientes, según reconoció a LA RAZÓN en una entrevista tras la victoria de Vox en Andalucía. «Esto es lo que he hecho toda mi vida y aunque esté jubilado la ley me permite estar haciendo cosas en el bar. Aquí se aprende de la vida. En la barra del bar sabes más de tu país y tu gente que en ningún otro sitio», contaba.