Lazos de Sangre: Las luces y sombras de Ágatha Ruiz de la Prada

El programa presentado por Boris Izaguirre repasa la vida de la diseñadora más mediática del panorama

Ágatha Ruiz de la Prada es hija de un famoso arquitecto y aristócrata castellano, Juan Manuel Ruiz de la Prada y Sanchiz, y de la aristócrata catalana, María Isabel de Sentmenat y Urruela; es por ello que ostenta los títulos nobiliarios de os títulos nobiliarios de xiii marquesa de Castelldosríus, grande de España, y baronesa de Santa Pau. Tiene dos hermanos y dos hermanas menores: Manuel, Ana Sandra, Félix e Isabel. Recientemente confesó además que tiene una hermana secreta que su padre había tenido de una relación fuera del matrimonio y con la que no tiene trato. “Cuando se murió mi padre, salió que yo tenía una hermana secreta que mi padre no había reconocido”, al cual “le encantaban las señoras”, reconoció la diseñadora en TVE.

Clara vocación

Nació en Madrid el 22 de julio de 1960 y desde pequeña tuvo clara su vocación, por ello se trasladó a Barcelona para estudiar en la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda. Y con tan solo 20 años comenzó a trabajar como ayudante en el estudio madrileño del modisto Pepe Rubio. Un año después, realizó su primer desfile en un centro de diseño de Madrid y participó en un desfile colectivo en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid. Tan solo un año después de esto, Ágatha abrió su primera tienda y además de la ropa, la diseñadora creó también zapatos, perfumes, relojes, revestimientos cerámicas, ropa para el hogar, papelería y muebles decorados, vestuario teatral, ropa para muñecas, uniformes, medias, gafas, tapicería, disfraces, adornos para cocina y hasta etiquetas para botellas de vino. Fue en 1991 cuando comenzó a licenciar su marca que estaba caracterizada por sus diseños coloridos de corazones, rayas, estrellas y puntos.

En su misma faceta profesional, Ágatha ha publicado libros propios y diseñado portadas de libros y discos. Durante los años 80 España, en plena “Movida Madrileña”, Ágatha Ruiz de la Prada se convirtió en una de las promotoras más importantes del movimiento y desde entonces ha seguido muy activa en la escena cultural y artística del país.

Vida sentimental

El hombre que ha marcado la vida de la diseñadora ha sido sin duda Pedro J. Ramírez. El periodista y Ágatha se conocieron en 1986 en un avión. Por aquel entonces Pedro J. ya vivía separado de su primera mujer, de la que se divorció poco más tarde y con la que tuvo a su primera hija, María. Una historia de amor que duró treinta años y de la que nacieron Tristán Jerónimo y Olivia Cósima.

En 1997, saltó a los medios un polémico vídeo, subido de tono, de Exuperancia Rapu y Pedro J., pero esto no fue un obstáculo para que la pareja prosiguiera su camino. “Yo le perdoné y me porté muy bien. Otra cosa es que yo luego aprovechara y tirase para lo que a mí me convenía. Pero es que esas cosas o te separan o te unen y luego Pedro J. se portó fenomenal. A mí me vino muy bien porque se acojonó tanto que se ha portado mucho mejor de lo que se hubiese portado sin el vídeo. Me trató durante años como una reina”, confesó la diseñadora en el programa de Bertín Osborne.

Sin embargo, en 2016 y ante la supuesta aparición de una tercera persona por parte del periodista, la pareja decidió poner punto final y emprender caminos por separado. Posteriormente, Ágatha encontró la ilusión en el empresario Luis Miguel Rodríguez, más conocido como “El Chatarrero”. Una relación llena de idas, venidas y terceras personas, que duró un año y medio.

Tan solo unos meses más tarde, este mismo verano, la diseñadora ha sido pillada con nueva pareja: Luis Gasset, director general de Ansorena, una de las casas de subastas de arte y joyería más antiguas de la capital. Aunque sus inicios no han sido fáciles, ya que Gasset estuvo ingresado muy grave por coronavirus, ahora ya recuperado, la pareja disfruta de su noviazgo.