Sara una luchadora contra el cáncer: así ha plantado cara a la enfermedad

La periodista ha vuelto a ser intervenida

Sara Carbonero cumple 37 años y deja atrás un año de pesadilla
Sara Carbonero cumple 37 años y deja atrás un año de pesadilla FOTO: La Razón (Custom Credit)

En mayo de 2019. la periodista Sara Carbonero afrontaba uno de los momentos más duros de su vida. Carbonero pasaba por el quirófano para ser intervenida de un cáncer como ella misma relataba en su cuenta de Instagram. “Los médicos me vieron un tumor maligno en el ovario y ya he sido operada”.

“Cuando aún no nos habíamos recuperado de un susto, la vida nos ha vuelto a sorprender. Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de seis letras [refiriéndose al cáncer] que todavía me cuesta escribir”, escribía la mujer del futbolista Iker Casillas, en alusión al infarto que sufrió su marido el 1 de mayo de ese mismo año, y cuya causa, según se publicó en exclusiva en LA RAZÓN, fue la tensión que la noticia del cáncer de Sara provocó en el ex madridista.

“Afortunadamente lo hemos pillado a tiempo, aunque aún quedan meses de lucha”, alertaron los médicos.

Isabel Jiménez, amiga y socia en Slow Life de Carbonero, no se separó entonces de su amiga quién no dudaba en agradecérselo en las redes.

Siempre optimista, Carbonero llenó sus redes sociales de mensajes positivos hacia Iker. “Una vez que la tormenta termine, no recordarás cómo lo lograste, cómo sobreviviste. Ni siquiera estarás seguro si la tormenta ha terminado realmente...” decía en referencia a un texto de Haruki Murakami.

Todo va a salir bien, aunque el camino va a ser duro pero con final feliz”, aseguraba la empresaria cuando Iker fue dado de alta.

Una vez en Oporto, Sara volvió a sus compromisos laborales y publicó varias imágenes en las redes, entre ellas un corazón dibujado en la playa a la que acompañó una estrofa de una canción de Dani Martín: “Qué bonita la vida, cuando baila su baile que se vuelve maldito, cuando cambia de planes. Ahora juega contigo, otras tantas comparte. Qué bonita la vida”.

La operación a la que se fue sometida en la clínica Rúber de Madrid para extirparle un tumor en los ovarios la mantuvo alejada un tiempo del trabajo. Una convalecencia que se solapó con la de Iker que ser recuperaba también poco a poco. Ese verano, transcurrió entre visitas a los médicos y recuperación, pero Carbonero afirmaba en un post que estaba aprendiendo a valorar más las cosas cotidianas y banales de la vida.

Carbonero agradeció también a su amiga Isabel su apoyo durante el ingreso en el hospital. Una prueba superada y que las ha unido aún más si es posible.

En Oporto recibió también la visita de otras amigas como Paula Echevarría y Miguel Torres.

El pasado viernes Sara, que acaba de cumplir 37 años, volvió a ser ingresada, esta vez en la Clínica de Navarra de Madrid, por una recaída en su enfermedad. Su pronóstico es positivo y los médicos están convencidos de su rápida recuperación.