Rocío Carrasco: “Antonio David es un ser egocéntrico y diabólico”

La hija de Rocío Jurado pretende demostrar todo lo que dice en el documental y cómo Antonio David Flores le ha destrozado la vida.

Rocío Carrasco
Rocío CarrascoJesus BrionesGTRES

A 24 horas de que se estrene la entrevista de Rocío Carrasco, convertida en docuserie por capítulos, en ‘Socialité’ han ofrecido cinco minutos inéditos de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva. En ellos, Rocíito se despacha a gusto contra su ex, a quien define como “un ser que me ha destrozado pública y personalmente”.

Pero en los videos que en el programa que presenta María Patiño, la nueva Rocío Carrasco va aún mas allá en su ataque al padre de sus hijos: “Es egocéntrico y diabólico”. En el documental, según Rocío: “Se va a ver la verdad de 20 años y el perfil de un ser egocéntrico y un ser diabólico, pero a través de la verdad”.

Rocío explica los motivos por lo que habla.

En el fragmento emitido también explica el motivo del título de la serie: “Se llama así porque hay un momento en mi vida donde toco fondo y después de ese momento me doy cuenta de que esto tiene que cambiar y de que las cosas se tienen que saber”.

Antonio David Flores y Rocío Carrasco
Antonio David Flores y Rocío Carrasco.

La hija de Rocío Jurado asegura que es a partir de ese momento, en el que intentó quitarse la vida, cuando pierde el miedo a hablar. “Lo hago porque ya no tengo miedo. Ya está bien de linchar, de ponerme en un mercado público e irme quitando partes de mí y arrancándomelas. Es algo que me debo a mí misma, como mujer, como madre y como persona. Y se lo debo a los míos. Fidel ha sido mi apoyo, mi terapia, ha sido un corazón abierto sin pedir absolutamente nada.”

Rocío asegura que “No he hablado para no hacer daño a mis hijos”.

Pero además del miedo hay otro motivo por el que se mantuvo en silencio: sus hijos. “Para no hacer daño a mis hijos”. Han sido 20 años en los que no ha podido disfrutar de sus hijos: “Me he perdido todo lo de mis hijos estos años... He perdido su amor, ¿te parece poco?. Ya con eso...”

Rocío asegura que teme que lo que vaya a contar en el documental pueda hacer daño a sus hijos, sobre todo al mas pequeño y frágil, David: “A David, a mi enano, él es un ser feliz. Y Rocío, no sé si va a sufrir o no, pero el caso es que me gustaría que lo vieran cuando fueran más mayores, porque al final ellos han sido víctimas de su padre y no me gustaría que sufrieran”.

Rocío espera que después de hablar, pueda vivir con normalidad

¿Qué espera Rocío Carrasco a partir de ahora?, le pregunta la autora de la entrevista a Rocío Carrasco. “Espero poder empezar a vivir con normalidad. Solo espero eso. Dejar de tener ese pánico y ese terror a levantarme por la mañana”, contesta Rocío con una ingenuidad que desarma. La hija de “La más grande” parece no ser consciente de que, cuando rompa su silencio, se abrirá la caja de Pandora y “su verdad” será cuestionada y rebatida, no sólo por su ex, sino incluso por su propia hija.

Rocío Flores en el plató de GH VIP, dónde participa como defensora de su padre en el concurso
Rocío Flores en el plató de GH VIP, dónde participa como defensora de su padre en el concursoGtres Online

Su hija, Rocío Flores, que hasta el momento no se ha pronunciado sobre los motivos que la llevaron a abandonar el domicilio de su madre con sólo 15 años, para irse a vivir a Málaga con su padre. Un suceso muy doloroso del que va a tener que oír, esta vez, la versión de su madre. De momento, y a pesar de que ya se han emitido varios fragmentos de la entrevista, Rocío Flores no se ha pronunciado pero ha tenido gestos con los que demuestra que sigue al lado de su padre, Antonio David Flores.

Así, este sábado ha acudido a casa de su padre y el viernes, con motivo del Día del Padre, le felicitaba a través de sus redes sociales. “Feliz día del padre, sobran las palabras”, le decía Rocío Flores en una de sus ‘stories’ de Instagram, sobre una imagen reciente de ambos.

Rocío Flores y Antonio David en el Día del Padre
Rocío Flores y Antonio David en el Día del PadreInstagram