El recluso Poli Díaz enseña a boxear a los presos de la cárcel

Desde hace semanas se encuentra encarcelado en un centro penitenciario de El saltó del negro, de Gran Canaria

Fotografía de archivo fechada el 3 de mayo de 1999 que muestra al púgil Poli Díaz mientras anuncia su vuelta al boxeo durante una rueda de prensa celebrada en Madrid.
Fotografía de archivo fechada el 3 de mayo de 1999 que muestra al púgil Poli Díaz mientras anuncia su vuelta al boxeo durante una rueda de prensa celebrada en Madrid.PACO TORRENTEEFE

La semana próxima, Poli Díaz acudirá a un juzgado de Las Palmas para enfrentarse a un asunto relacionado con su intervención en una pelea en plena calle.

Desde hace semanas se encuentra encarcelado en un centro penitenciario de El saltó del negro, de Gran Canaria, donde ocupa parte de su tiempo en enseñar a boxear a otros reclusos. Hasta ahora lo lleva haciendo en el patio, pero espera conseguir que le dejen entrenar a sus pupilos en el polideportivo carcelario.

Poli Díaz y Antonio Ricobaldi FOTO: Antonio Ricobaldi .

Su Manager y promotor, Antonio Ricobaldi, cuenta a LA RAZÓN que “todos confiamos en que Poli salga pronto de prisión. Estamos intentando que la Federación Internacional de Boxeo le entregue la licencia para poder combatir fuera de España, la cosa se está retrasando por el efecto mediático y la repercusión que ha causado la entrada de Poli en prisión. Pero él está muy animado y con muchas ganas de subirse al cuadrilátero. Pero, como ya le conté anteriormente, no será hasta principios del año 2022.”

Poli dejó Madrid y se trasladó a vivir a Canarias porque su novia Lola es oriunda de las islas y convenció al ex campeón del mundo para que se instalara con ella en Las Palmas. Rocobaldi, no obstante, considera que esta mujer no le hace ningún bien a Díaz y que le está apartando del proyecto que tienen prácticamente desarrollado para la vuelta al mundo del boxeo.