Antonio Montero habla tras ser censurado y expulsado por Carlota Corredera: “Todos callaron”

El paparazzi reacciona tras verse obligado a abandonar Sálvame Diario ante el ultimátum de la presentadora a la dirección. La gallega se ha negado a compartir plató con Antonio Montero y, de momento, el periodista no ha vuelto a ser convocado.

Antonio Montero y Carlota Corredera
Antonio Montero y Carlota Corredera FOTO: Telecinco

Todo comenzó cuando Belén Esteban salía al paso de las críticas de la hermana de Olga Moreno, que equiparaba su comportamiento con Jesulín de Ubrique al de Antonio David con Rocío Carrasco, cuando Antonio Montero la cortó para dar su opinión: “A Jesulín de Ubrique se le ha calificado de mal padre toda la vida. ¿Se puede decir que un padre es un mal padre o no se puede decir?”, decía el paparazzi. La colaboradora de televisión se quedaba a cuadros al ser señalada y comparada con el ex de Rocío Carrasco, mientras Carlota Corredera, callaba, permitiendo que se cuestionara al torero en su papel como padre de Andrea Janeiro.

Fue entonces, cuando Montero cruzó la linea roja, la marcada por la conductora del espacio que ha hecho historia de la televisión, la docu serie protagonizada por Rocío Carrasco. Un comentario desafortunado, tanto como el que segundos antes había realizado sobre Jesulín de Ubrique, pero que, éste sí, hizo estallar a Carlota Corredera: “Para mí, Rocío con su hija es una mala madre”, dijo Antonio Montero.

Belén Esteban en Sálvame
Belén Esteban en Sálvame FOTO: La Razón (Custom Credit)

A pesar de su dilatada experiencia televisiva, el colaborador no imaginó que su opinión podría provocar semejante reacción de la presentadora de ‘Sálvame’. Carlota Corredera se levantó y dirigiéndose a la dirección del programa lanzó un ultimátum. “No voy a continuar trabajando con Antonio Montero. Si Antonio Montero se queda en el plató, yo me voy”, amenazaba Corredera. “No voy a permitir que después de todo lo que hemos contado este señor se permita el lujo de llamar mala madre a Rocío Carrasco delante de mí”, decía Carlota Corredera muy seria.

Gema López y Kiko Matamoros hartos de que tumben sus argumentos con el feminismo por bandera

Ante la amenaza de Carlota Corredera de abandonar el plató, Antonio Montero decidió retirarse voluntariamente: “Bueno, pues me voy yo”. “Te lo agradezco”-respondía la presentadora tratando de continuar el programa con normalidad pero mostrando su indignación: Se acabó. Esto no es un juego, ¿eh?”.

Al día siguiente, también presentaba Carlota Corredera, por lo que Montero no fue convocado. La presentadora de la docuserie y sustituta de Jorge Javier Vázquez en Sálvame Diario ha dejado muy claro que no piensa desgastarse más en debatir con los “negacionistas” y dentro de ese grupo, están todos los periodistas y colaboradores que cuestionan el testimonio de Rocío Carrasco o, simplemente, expresan su opinión sobre los contenidos del programa. No hay “pluralidad” como se le oía decir, gracias a un micro abierto, a Gema López, una de las pocas que se atreve a defender su derecho de opinión, en el controvertido caso que acapara la programación de Telecinco. Aunque también ella haya tenido que salir de plató unos minutos, harta de que cada vez que se cuestione a Rocío Carrasco, se rebatan sus argumentos con perspectiva de género: “Esto es inaguantable”.

A Antonio Montero le duele que ningún compañero le mostrara su apoyo en plató.

Aunque el paparazzi no ha querido desvelar las consecuencias del veto de Carlota Corredera, que ya ha dejado claro que no volverá a compartir plató con él, sí ha mostrado su dolor al no sentirse apoyado por ninguno de sus colegas tras la bronca de Carlota Corredera: “Había seis periodistas en plató y todos callaron, creo que es el reflejo de los tiempos que vivimos...”.

Antonio Montero en el plató de "Sálvame"
Antonio Montero en el plató de "Sálvame" Instagram

Se refiere a que ninguno de los periodistas que estaban aquel día trabajando en Sálvame, entre ellos, Lydia Lozano, Gema López o Laura Fa, defendieran el derecho de expresión. El paparazzi no se muestra combativo y hasta comprende la censura o auto censura que todos se ha impuesto en presencia de la máxima defensora de Rocío Carrasco: “No pasa nada. Así están las cosas. Todos tenemos que comer...”. Posteriormente, algunos compañeros sí le llamaron para solidarizarse con él, aunque prefiere reservarse los nombres de los que lo hicieron.

La situación del veterano colaborador en Sálvame no es fácil ya que también ha tenido sonados enfrentamientos con el presentador titular del programa, Jorge Javier Vázquez, por criticar el cambio de comportamiento de los rostros más famosos de la cadena tras la firma del contrato con Rocío Carrasco.