Egos TV

El enfado Monumental de Bárbara Rey: “Como me sigáis con el coche, os lo estampo”

La madre de Sofía Cristo no está llevando nada bien la exposición mediática de este martes tras salir a la luz su supuesta relación con Bigote Arrocet.

Barbara Rey en una imagen reciente
Barbara Rey en una imagen reciente FOTO: KMJ GTRES

Barbara Rey y Bigote Arrocet se ha convertido en los protagonistas de este martes tras salir a la luz la noticia de su supuesto romance. Como lo leen. La madre de Sofía Cristo y el ex de María Teresa Campos han posado juntos en una fiesta que ha tenido lugar en la noche de este lunes día 20 de diciembre. El portal ‘Infolujo’ ha sido el encargado de dar esta exclusiva, tal y como se aprecia en la siguiente imagen publicada en la cuenta de Instagram del citado medio.

Una imagen vale más que mil palabras. Bárbara Rey y Bigote Arrocet han disfrutado de una cena en el conocido y lujoso hotel Wellington de Madrid. Allí han pasado gran parte de la noche, y según los testigos que allí se encontraban, ambos se han mostrado cómplices y en actitud cariñosa. Cabe destacar que al finalizar el acto, los protagonistas decidieron abandonar juntos el lugar.

La que podría ser la nueva pareja sorpresa del mundo del corazón podría haberse conocido cuando el humorista y Sofía Cristo participaron juntos en ‘Secret Story’, reality de Telecinco que ya está a punto de llegar a su fin. Allí han coincidido como colaboradores. En el caso de Bárbara para defender a su querida hija, y Bigote Arrocet como ex concursante.

Cabe destacar que la propia Sofía Cristo ha desmentido esta información a ‘La Razón’, asegurando que su madre y Edmundo “son buenos amigos”.

Bárbara Rey, de 67 años, en una foto de archivo.
Bárbara Rey, de 67 años, en una foto de archivo.

Hace tan solo unas horas, los reporteros han seguido a Bárbara con el coche para preguntarle por esta supuesta relación y así contrastar la noticia con una de las principales fuentes. Para sorpresa de muchos, la vedette ha estallado contra la prensa. Mientras un semáforo se ponía en color rojo, ella salía de su coche visiblemente enfadada y ha llamado a los paparazzis “malditos”, asegurando que como la siguieran con el coche “se lo estampaba”. Una actitud de nerviosismo que solo podría justificarse con que tanto ella como Edmundo tenían pendiente conceder una exclusiva, algo que se ha visto truncado tras la reciente filtración.