Gente

Victoria Federica y Jorge Bárcenas, lo que nadie sabe de su ruptura

Como ya adelantó LA RAZÓN el sábado pasado, la pareja hace vidas por separado desde que ella volvió de la Feria de Abril

Victoria Federica de Marichalar y Jorge Bárcenas asisten a la fiesta que organiza Moët&Chandon Effervescence para celebrar la Navidad en el Teatro Real, a 2 de diciembre de 2021, en Madrid, España.
PHOTOCALL;GALA;EVENTO;NAVIDAD;GENTE
Raúl Terrel / Europa Press
02/12/2021
Victoria Federica de Marichalar y Jorge Bárcenas asisten a la fiesta que organiza Moët&Chandon Effervescence para celebrar la Navidad en el Teatro Real, a 2 de diciembre de 2021, en Madrid, España. PHOTOCALL;GALA;EVENTO;NAVIDAD;GENTE Raúl Terrel / Europa Press 02/12/2021 FOTO: Raúl Terrel Europa Press

Este mismo medio confirmó la semana pasada que Victoria Federica partió peras con el DJ Jorge Bárcenas. Lo teníamos atadísimo. Y eso que se seguía insistiendo en diversas publicaciones nacionales que seguían juntos y la noticia la ilustraban con unas fotos de los protagonistas posando con ropa de invierno y gruesos abrigos. Justo en esos días en España teníamos más de 25 grados. Preguntando a su círculo más cercano, descubrimos que esa relación en entre el músico y la hija de la Infanta Elena y Jaime de Marichalar, estaba más que finiquitada. No es nada extraño, aunque seguramente doloroso. Es una niña que tiene 20 años y pasarán por su vida todavía más de setenta «Bárcenas», Gonzalos Caballeros y lo que se tercie. Lo que es cierto es que esta relación tenía una matiz especial, ya que habían dado el paso de compartir techo.

Me cuentan que Don Jaime de Marichalar está tocando las castañuelas de lo contento que está. Lógicamente, preferimos para nuestras niñas un príncipe o un dentista, como cantaba la gran María Jiménez y si tiene doble apellido compuesto, todavía mejor, porque para «snobazo»: él. Y luego es verdad que lo de los Dj´s y el mundo de la noche confunde mucho. Se ha dicho también que eran más que novios porque vivían haciendo vida de matrimonio feliz, y les aseguro que eso no es verdad. Vivían juntos, pero con cinco amigos más en un piso de 400 metros cuadrados del barrio de Salamanca. Y, como siempre pasa en estos casos, la oveja volvió al redil y a convivir con su madre, la Infanta Doña Elena.

Victoria Federica de Marichalar y Borbón (i), hija de la infanta Elena, y su pareja, Jorge Bárcenas (d)
Victoria Federica de Marichalar y Borbón (i), hija de la infanta Elena, y su pareja, Jorge Bárcenas (d) FOTO: Toni Albir EFE

«El novio de»

Tampoco es cierto que haya vuelto con Gonzalo Caballero, su ex novio torero, ni que tenga un nuevo amor. La vamos a ver con unos y con otros todo el verano porque ella es muy «Borbona» y le gusta mucho salir, tiene muchas aficiones, es joven y está muy de moda. El que me dicen que anda llorando por los rincones es Jorge Bárcenas, el novio plantado; y es que no es lo mismo pinchar en todos los sitios de moda como el Festival Starlite, aperturas de hoteles, locales de primera categoría y fiestas privadas por ser el novio de la sobrina del Rey, que ser un DJ más del montón. Además, me cuentan que todas las influencers y chicas guapas de moda se subían a la cabina para hacerse una foto con «el novio de». Pero como saben ustedes, en estos tristes finales siempre hay alguien que sale perdiendo y en este caso, le toco a él, que es un chaval estupendo. Pero, larga vida a Victoria Federica de Marichalar y que nos siga dando mucho que hablar.