Gente

Susanna Griso, sobre el Rey Juan Carlos: “Odia que le llamen emérito”

La periodista admite, en su visita a “El Hormiguero”, que mantiene contacto directo con el padre de Felipe VI

Susanna Griso en directo
Susanna Griso en directo FOTO: La Razón (Custom Credit)

Susanna Griso ha visitado el programa de Pablo Motos, “El Hormiguero” donde ha recordado multitud de anécdotas profesionales. Entre ellas, el revuelo que se formó hace apenas un mes cuando en directo recibió un mensaje de el rey Juan Carlos desmintiendo su vinculación con el escándalo de la Copa Davis, Rubiales y Piqué. “Yo siempre digo ‘fuentes próximas’ y a veces es el propio rey, pero en este caso lo vi y no lo pensé, lo solté. Luego me arrepentí. Pensé, ¿pero por qué lo he leído tal cual? Cosas del directo”, ha contado la periodista.

Griso ha admitido que mantiene contacto directo con el padre del Rey Felipe VI: “Intercambiamos mensajes de vez en cuando. Odia que le llamen emérito, no le gusta nada, hay que llamarlo rey Juan Carlos”.

Susanna Griso en su llegada al programa
Susanna Griso en su llegada al programa FOTO: "El Hormiguero" Atresmedia

Además, la catalana ha revelado que en su teléfono tiene otros contactos comprometidos. “Hay algún ex presidente que me manda mensajes en los directos para criticarme”, ha desvelado. “En mi agenda tengo muchos nombres en clave, pseudónimos, y luego me olvido y me equivoco. Una vez vacilé a Pedro Sánchez pensando que era otra persona y cuando me di cuenta no sabía dónde meterme”, ha contado.

No obstante, la presentadora de Antena 3 asegura que se considera «muy objetiva incluso en la crítica, y por eso intento ser constructiva». Y afirma que «no hay una pregunta que rehuya hacer a un político por muy amigo que sea y muchas comidas que hayamos tenido».

Completamente recuperada del Covid, Griso contó que se contagió en mayo durante una fiesta en Malta en la que coincidió con Paula Echevarría, Marta Hazas o Isabel Gemio: “Lo cogí en una fiesta de piratas en Malta. Lo que pasa en Malta se queda en Malta. La casa era la de José María Cano y lo que pasó no podemos decir nada”, ha dicho.