Especiales

Al lado de nuestros mayores: un servicio técnico especial

Un proyecto de Telefónica

Dos ancianas consultando su móvil / Dreamstime
Dos ancianas consultando su móvil / Dreamstime

El contacto telefónico con sus familias está siendo clave para las personas mayores.

“Niños, venid, que vamos a llamar a los abuelos”. Esta frase, en todas sus variantes, se ha escuchado sin cesar en las casas españolas durante los últimos meses. Llamadas o videollamadas que alimentan el alma y el ánimo, que buscan reconfortar a todos, pero en especial a nuestros mayores, tan merecedores y tan necesitados de comprensión, moral y cariño en las últimas semanas.

Por las difíciles circunstancias de los últimos meses, mantener el contacto está siendo aún más imprescindible. Conversaciones para compartir sensaciones, temores o alegrías; o simplemente para hablar de lo que sea, tenga que ver o no con el Covid-19. Videollamadas para seguir viéndonos, para comprobar cómo va todo.

Para contribuir a este contacto y atender sus necesidades, Telefónica, además de asegurar que la conectividad y la red de telecomunicaciones funcione a pleno rendimiento, ha habilitado sus servicios de atención telefónica de información (1004) y averías (1002) para dar prioridad a las personas mayores con el fin de garantizar sus comunicaciones. En particular, Movistar ha modificado la locución inicial de su teléfono 1004 para hacer posible que las personas mayores de 65 años que necesiten atención urgente se identifiquen con el fin de priorizar su llamada. Si la llamada solo tiene fines informativos, se tramita desde el propio 1004. Si se trata de una avería, pasa directamente a un agente del 1002 (sin validaciones ni pruebas en automático), que gestiona la llamada con total prioridad.

#Seguimosonectados, y la tecnología nos lo recuerda cada día. Por sus redes no viajan datos ni gigas, sino besos, sentimientos, emociones y ‘te quieros’. La vida misma. “Abuelos, cuidaos mucho. Mañana os llamamos otra vez. Un besito”.