‘Las chicas del cable’ muestran el camino: 96 años conectando la vida de las personas

Un proyecto de Telefónica

Una mujer hace ejercicio en su terraza.
Una mujer hace ejercicio en su terraza.Juan Carlos CárdenasEFE

La crisis del Covid-19 ha reforzado la vocación con la que Telefónica nació hace 96 años y que ahora es más fuerte que nunca: conectar la vida de las personas

Todo estaba definido. La hora de entrada, el uniforme, las luces que indicaban la llamada entrante, las clavijas. Y las ‘chicas del cable’, desde su puesto en las centralitas, lo hacían posible. Ejercían de enlaces para que unas personas hablaran con otras.

Eran otros tiempos, pero la imagen de las ‘chicas del cable’ pervive. Y lo mismo ocurre con ese mismo espíritu, el de conectar la vida de las personas, que perdura en la misión de Telefónica 96 años después de su fundación. La compañía ha celebrado este aniversario en mitad de la crisis del Covid-19, un episodio dramático en el que, precisamente, la misión de conectar a las personas y de transmitir ánimos, consuelos, besos y ‘te quieros’ a través de las redes ha sido primordial. Porque es junto eso, los sentimientos, la vida misma, lo que transita por las redes, lo que viaja por una tecnología volcada para servir a las personas.

Ya ocurría así en los tiempos de las ‘chicas del cable’. En los tiempos de dos de ellas, Carmen y Margot, que protagonizan precisamente la campaña con la que Telefónica ha querido transmitir a la sociedad que el compromiso de hace 96 años sigue ahora más vivo y fuerte que nunca. Esa campaña, como queda reflejado en el vídeo que acompaña el artículo, sirve como ejemplo magnífico de esa misión.

El rodaje se llevó a cabo durante el confinamiento y por tanto sin ningún contacto físico, pero se completó gracias al talento y el trabajo de todas las personas que trabajaron en el proyecto, a las posibilidades que ofrece ahora la tecnología y, sobre todo, a la colaboración, la frescura, la disponibilidad y la alegría de Carmen y Margot. Todo a distancia, pero con la tecnología haciendo posible que el ingenio, los sentimientos y el corazón tomaran el mando para borrar esa separación y generar el clima de proximidad y complicidad que propician las personas cuando están juntas.

Porque son las personas. Para Telefónica siempre serán las personas. Así era en 1924, así es ahora y así será en el futuro. Por eso #seguimosconectados. Por eso siempre lo estaremos.