Mueren 5 soldados sirios en choques con desertores y 2 civiles por represión

Cinco soldados del ejército sirio murieron hoy en combates con supuestos militares desertores en la provincia de Homs, mientras que al menos dos civiles fallecieron en acciones de represión del régimen en esta misma provincia, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Este grupo opositor señaló que la muerte de los cinco uniformados se produjo en un ataque a un puesto de control situado en la localidad de Al Quseir, que forzó a una veintena de soldados a huir a los pueblos vecinos.

En cuanto a las víctimas civiles, el Observatorio indicó que un joven perdió la vida en el barrio de Al Jalidiya de Homs y que un ciudadano murió y seis resultaron heridos en el barrio de Bab al Sabaa, en distintas operaciones lanzadas por los cuerpos de seguridad.

Además, el Observatorio, que en un principio había documentado dos muertes de civiles, informó de que un tercer civil falleció al ser arrojado desde un vehículo de las fuerzas de seguridad en el pueblo de Jan Shaijun, en la provincia de Idleb.

También en Idleb, se registraron choques entra las tropas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, y posibles desertores, en los que resultaron heridos unos 17 uniformados.

Por su parte, los denominados Comités de Coordinación Local en Siria, que siguen las protestas sobre el terreno, elevaron la cifra de víctimas civiles a cinco, cuatro en Homs y uno en Hama (centro) por disparos de los cuerpos de seguridad.

Estas informaciones no han sido confirmadas oficialmente ni han podido ser contrastadas independientemente debido a las restricciones impuestas por el régimen de Damasco a los periodistas.

Al respecto, la agencia oficial Sana, informó hoy de la muerte de tres soldados en Homs por disparos de "grupos armados terroristas", pero no especificó cuándo se produjeron los fallecimientos.

Desde mediados de marzo pasado, Siria es escenario de revueltas populares contra el régimen de Bachar al Asad, que se han cobrado la vida de unas 3.000 personas, entre ellas unos 187 menores, según las últimas cifras de la ONU.