Los niños a la última

La moda infantil para el verano del año que viene estará marcada por la simplicidad y los colores básicos

Los niños, a la última
Los niños, a la última

La crisis se nota hasta en el vestir, y eso lo saben los diseñadores. De hecho, las tendencias de moda infantil para la próxima primavera-verano vendrán marcadas por la simplicidad, el intimismo y los colores primarios y secundarios. «Hay que prescindir de lo superfluo», aseguró ayer el presidente de la Asociación Española de Productos para la Infancia (Asepri), Vicente Mompó.Los diseñadores de ropa para niños muestran durante este fin de semana sus apuestas en la Feria Internacional de Moda Infantil (FIMI) en Feria Valencia. Ayer, tras el desfile inaugural en el que cada uno mostró sus diseños, le tocó el turno a Custo, uno de nuestros creadores más internacionales que se atreve ahora también con la ropa para niños.Uno de sus principales competidores, Desigual, debuta también en este certamen valenciano para mostrar su primera colección para los más pequeños de la casa. Las líneas y colores atrevidos que caracterizan la ropa para adultos de esta marca, se ven claramente reflejados en los vestidos para los más pequeños de la casa.Según la directora del certamen, Josefa Ortiz, estas marcas tienen una clientela adulta muy fiel que ahora empieza a tener descendencia, por lo que intentan fidelizarlos aún más a través de ropa para sus hijos.Pero la simplicidad no va a ser la única directriz de cara al año próximo. También imperan los motivos étnicos y exóticos, con un estilo aventurero y marinero. Pantalones estilo africano, chilabas, estampados de cuño, marineros retro, pantalones ligeramente acampanados, falsas superposiciones, multibordados, acabados guipur y motivos naif, fueron algunos de los productos presentados ayer en el certamen.Crecimiento del 6%En cuanto al estado del sector de moda infantil, Mompó aseguró que cerraron 2009 con un crecimiento en la facturación del 6,33 por ciento, «un dato extraordinario para los momentos que estamos atravesando». Los precios bajaron entre un cinco y un seis por ciento durante el año pasado, aunque es probable que en 2010 se estabilicen.