MENÚ
lunes 19 noviembre 2018
00:08
Actualizado
  • 1

Aspira a obtener el título de Interés Turístico Nacional el próximo año

La Semana Santa de Ponferrada quiere dar el salto

  • La Semana Santa de Ponferrada quiere dar el salto

Tiempo de lectura 4 min.

26 de febrero de 2012. 21:14h

Comentada
27/2/2012

PONFERRADA- La capital berciana aspira a que su Semana Santa sea declarada de Interés Turístico Nacional a partir del próximo año. Una iniciativa surgida de la cofradía más antigua de la ciudad, la Hermandad Jesús Nazareno, que tras el unánime apoyo del Pleno del Ayuntamiento y de numerosas instituciones de la provincia, espera en breve el informe favorable de la Junta de Castilla y León, antes de partir hacia Madrid, el último pero definitivo paso.

El mayordomo hermano mayor de la Hermandad, Marco Antonio Morala, se muestra «optimista» ante dicha resolución, aunque conoce que el procedimiento es «bastante complejo». Son cinco los actos de la Pasión para los que se pide esta declaración, «todos ellos diferenciales, particulares y autóctonos», señala Morala.

En primer lugar, la salida del Lambrión Chupancandiles, que convoca por las calles de la ciudad la proximidad de la Semana Santa, a golpe de campaña en la madrugada. Un nombre que tiene su origen a lo que le llamaban los niños de Ponferrada cuando hace siglos este nazareno paraba a probar el vino nuevo en las bodegas de la ciudad.
El Jueves Santo, el alcalde de Ponferrada recibe la llave de la Basílica de la Encina para su custodia hasta el día siguiente; en la madrugada de Viernes Santo, cofrades de la Hermandad de Jesús Nazareno, conocidos como «corredores», con la tradicional túnica negra, recorren la ciudad con sus clarines y timbales anunciando el drama de la Pasión.

Los dos últimos actos son la procesión de la Soledad con el canto de la salve y la del Domingo de Resurrección, en la que la imagen de la Virgen de la Encina se encuentra con en Santísimo. Un momento, en el que se quitará el luto a «La Morenica», como también se conoce a la Virgen de la Encina.

«Son cinco actos en concreto y creo que cumplen debidamente los requisitos que vienen marcados por la legislación: valor tradicional y cultural, arraigo y atractivo turístico», señala Marco Antonio Morala.

Una declaración que propiciaría un importante empuje al sector turístico de la zona. «Es fuente de generación de riqueza y empleo», indica Morala, quien manifiesta que los datos de ocupación en hoteles y alojamientos de la comarca durante esos días suele ser del 99 por ciento. Y eso siendo en estos momentos sólo de Interés Turístico Regional.

Lo que está claro, es que han sido numerosas las instituciones que se han volcado para conseguir este tan ansiado marchamo de calidad, que va desde la Ponferradina a la Ciuden, la Cámara de Comercio, Fele, el centro comercial La Cebra o asociaciones como pintores del Bierzo, Amigos del Campo, así como los centros educativos del municipio, colectivos profesionales o la UNED y la Escuela de Turismo, entre otros.
Morala también nos desvela cuál es el secreto de que la cofradía del Jesús Nazareno siga vigente desde sus inicios a principios del siglo XVII. «La base es la familia y el número de niños y jóvenes en la hermandad es bastante alta», asegura.

La novedad para este año en las calles de Ponferrada, será la puesta en marcha de una procesión infantil, que acompañarán a dos «mini-pasos», una representación de la Señora de la Soledad y otra de la Borriquilla. «Ver a niños con apenas tres años con su túnica desfilando es toda una devoción», asegura.

Y es que además de disfrutar de la Semana Santa, los visitantes pueden aprovechar la ocasión para realizar un recorrido turístico por el municipio, en el que no deben perderse el Castillo de los Templarios, la Basílica de la Encina, el Museo del Bierzo o el de la Radio. Y si hablamos de gastronomía, sobresale, sin lugar a dudas, el botillo, acompañado por otras especialidades como pimientos asados o la olla.
 

Últimas noticias