Chavarrías defiende su «Dictado» un «cuento oscuro» inusual en la Berlinale

El realizador español Antonio Chavarrías se presentó hoy en la Berlinale con "Dictado", un "cuento oscuro"de "difícil encaje en un festival"de cine, en palabras del cineasta, por tratarse de un thriller psicológico.

"Es un cuento oscuro, de estructura clásica, que arranca de una niña perdida y nos sumerge en (la idea de) que el mal puede nacer de la inocencia", explicó Chavarrías a Efe, tras el primer pase para la prensa del filme, uno de los 18 aspirantes al Oso de Oro de la Berlinale.

Se trata de una película, admite el cineasta, algo "inusual"en la sección a concurso de un festival como el berlinés, porque parte del "hándicap de ser una película de género", el thriller.
Su objetivo es que la Berlinale sea para "Dictado"una "plataforma de arranque"para la máxima difusión a su película.

"Dictado"se centra en la figura de una huérfana de siete años, Julia (Mágica Pérez), traumatizada por el suicidio de su padre y de la pareja que la acoge temporalmente (Juan Diego Botto y Bárbara Lennie).

"Para ella, es la hija que hasta ahora no pudo tener; para él, una amenaza, que le hace sacar el monstruo sumergido en su interior", resume Chavarrías.

"Sí, yo soy el monstruo que vive agazapado dentro de un tipo aparentemente bueno", reconoció Botto, mientras su compañera de reparto "adulto", Lennie, explicaba que su relación con
Mágica fue "exactamente así, mágica", en el filme y fuera de él, desde el primer momento.

"No es fácil rodar con niños, porque hay que adaptarse a sus ritmos y necesidades", explicó la actriz.

"A quien no le gusten las películas con niño, que no vaya a verla, porque la película es ella", añadió Botto, quien se metió en "Dictado"tras "Historias del kronen", de Montxo Armendáriz.

El equipo en pleno de "Dictado"comparte la idea de que es una película "inusual"para un festival, pero confía asimismo en el calificativo de "heterogéneo"que se suele aplicar a la Berlinale.

"Berlín es una ciudad de amplitud de miras, su festival también. No es un lugar anquilosado en conceptos de cine de autor y de cine de género", explicó Chavarrías.

El cineasta español se estrenaba en el género del "thriller", como director, un estilo distinto a sus anteriores "Susana"y "Las vidas de Celia", por ejemplo.

Sin embargo, no acudía como un "perfecto debutante"a la Berlinale, festival del que recogió, como productor, un Oso de Oro, en 2009, con "La teta asustada", de la peruana Claudia Llosa.

"Fue increíble. No me atrevo ni a soñar con algo parecido. De repente toda esa gente a tu alrededor, que te empieza a advertir de que algo va a pasar. Tu intuyendo que estás cerca de algo muy hermoso, pero sin saber qué o no atreverte a saberlo ni siquiera cuando ya que estás ahí, con el Oso", recordó el director.

Chavarrías es, respecto a "Dictado", una especie de "hombre para todo", ya que además de dirigirla, es su guionista y productor.

"Vivo en una especie de esquizofrenia controlada. Cuando he venido defendiendo películas como productor, en el festival o en el mercado de distribuidores, he tenido que estar en muchas teclas. Ahora soy solo yo, director de mi película. Reconfortante", ironizó.

Chavarrías y su dúo protagonista llegaron a Berlín a tiempo para los pases previos de prensa. A Mágica, la "niña mágica, hija de un mago"-recalcó el director- se le espera en Berlín para la gala de la tarde, cuando se extenderá la alfombra roja para el "cuento oscuro"de Chavarrías.