Médicos y enfermeras tendrán en 2012 un número más parejo de pacientes a atender

El consejero de Sanidad apuesta por mantener el personal e incidir en las necesidad del medio rural castellano y leonés.

Una enfermera pone una inyección a un paciente en un centro de salud castellano y leonés
Una enfermera pone una inyección a un paciente en un centro de salud castellano y leonés

Valladolid- Sacyl reequilibrará el trabajo de sus médicos de Atención Primaria para que los pacientes reciban la mejor prestación posible. Así lo aseguró el consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, a LA RAZÓN, al ser preguntado sobre las diferentes cargas de doctores y enfermeras según el lugar donde se sitúe su consulta.
Según explicó, «hay médicos en zonas rurales con apenas 300 tarjetas sanitarias asignadas, mientras que en el ámbito urbano un profesional similar puede atender a 1.500 personas».
Por este motivo, argumentó, se trabaja en un plan de reordenación territorial, que contempla dos criterios claves: mantener el número de efectivos y atender a las peculiaridades del medio rural.
Y es que, Castilla y León es la comunidad autónoma española con la mejor proporción de médicos y enfermeras por pacientes en Atención Primaria. «Eso lo vamos a mantener», señaló Sáez Aguado, quien confió en lograr este objetivo, porque «nos permitirá ser más eficientes». De modo que, se frenará la sustitución de profesionales pro la elevada presión asistencial de algunas consultas. «Con estas medidas, las necesidades de sustitución serán algo menores».

Singularidad territorial
No obstante, reconoce el consejero, «en el mundo rural hay que atender muchos consultorios, población dispersa, lo que hace inevitable muchas veces que las cargas sean menores que en las zonas urbanas para los profesionales que atienden al personal de los pueblos».
La iniciativa comenzará a aplicarse el próximo año y se acometerá un proceso de equilibrio «permanente», según destacó el consejero, quien recordó que «esto se puede hacer porque hemos dispuesto de una adecuada infraestructura, que si tuviésemos que desplegar, inicialmente, en este momento, no podríamos». Castilla y León cuenta en la actualidad, según datos del Ministerio de Sanidad, con 3.400 consultorios locales, cuando en toda España hay diez mil.